Casi 900 familias perciben el Ingreso Mínimo de Solidaridad

T.R
-

El agotamiento del crédito para estas ayudas en octubre de 2019 impidió que nuevos beneficiarios las cobrasen, pero no el pago para los que ya las percibían

Una persona pide limosna en una céntrica calle del centro de la ciudad. - Foto: Rubén Serrallé

Si bien no se han podido incorporar en los últimos meses de 2019 nuevos beneficiarios del Ingreso Mínimo de Solidaridad (IMS) en la provincia de Albacete desde que a finales del mes de octubre se conociera que el Gobierno regional, a través de la Consejería de Bienestar Social, había agotado el crédito disponible para el pago mensual de estas ayudas a las familias más desfavorecidas y en riesgo de exclusión, las personas que venían percibiéndolas no han dejado en ningún caso de cobrar esta subvención.
Así lo indicó la delegada provincial de Bienestar Social, Antonia Coloma, que recordó que precisamente la Viceconsejería de Servicios y Prestaciones Sociales acaba de convocar para este año 2020 las ayudas del Ingreso Mínimo de Solidaridad, que desde el pasado día 2 de enero ya pueden solicitarse. El crédito consignado para financiar la convocatoria asciende a 13.411.600 euros, con posibilidad de un incremento en función de las necesidades.
Coloma recordó que al cierre de 2019 eran 897 las familias de alta que han venido percibiendo mes a mes el IMS, siendo la media de las solicitudes aprobadas en la provincia de Albacete de 674; una cifra mayor que los 502 expedientes de media concedidos en 2018, al tiempo que destacó que la flexibilización de los requisitos de acceso ha hecho que más familias cobren esta subvención y durante más tiempo.
El motivo por el que a finales del 2019 se agotara el crédito disponible para el pago de estas ayudas fue el aumento importante en el último año del número de resoluciones favorables emitidas ante las peticiones formuladas por las familias. También el incremento de la cuantía mensual, debido al aumento del salario mínimo interprofesional en enero de 2019 pasando a 546 euros la unidad familiar unipersonal, disparó el gasto, de forma que de 15 millones de euros para este concepto presupuestados para el conjunto de la región, el importe gastado se incrementó a 18 millones de euros.
(Más información en edición impresa)