Ve la solución del Alto Guadiana a la vuelta de la esquina

L.G.E.
-

El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, confía en el trabajo del centro de intercambio de derechos, en los aportes del Tajo por la Tubería Manchega y en poder revertir las limitaciones

Arroyo dijo que una reunión así con el presidente de la Confederación y las comunidades de regantes era impensable con Rajoy. - Foto: Alvaro Ruiz

«El primero que dice que los regantes peor tratados de España son los del Alto Guadiana soy yo mismo». Así de claro se mostró esta mañana el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, en un receso de la reunión que tuvo con las comunidades de regantes de agua subterránea y el presidente de la ConfederaciónHidrográfica. Pero de la misma manera que reconoce los problemas que tiene en la limitación de extracciones, la regularización de pozos y la falta de recursos, también se mostró optimista de cara a ir solucionando estas cuestiones. «La solución en este caso está a la vuelta de la esquina», expuso.
Arroyo recalcó que los regantes del Alto Guadiana «son los únicos de España que no pueden abrir un pozo aunque sea de 7.000 metros cúbicos para consumo propio, como sí sucede en España». Mostró su preocupación de cara a lo que implica esa limitación sobre todo para jóvenes que se quieran incorporar a la agricultura.
Tampoco obvió que afrontan muchas limitaciones, aunque culpa al anterior Gobierno de España. «Hace año y medio fue quien aplicó el mayor tajo que se ha aplicado nunca a los regantes del Alto Guadiana, que redujo a la mitad la concesión de agua de los regantes de masas de agua de la zona norte», expuso. Aunque el nuevo presidente de la Confederación ha mantenido estos recortes, Arroyo espera que se puedan revertir.
Otro de los problemas que sigue sobre la mesa es la regularización de pozos en las explotaciones prioritarias. «Estamos en mejor situación que nunca, está funcionando ya el centro de intercambio de derechos en el Alto Guadiana para los agricultores», expuso.
Para todos estos problemas, Arroyo señaló que espera la solución  con «la llegada de más recursos de agua a través de la Tubería Manchega». Se refiere a los recursos que pueden venir desde el Tajo a esta zona. El consejero recordó que según la ley se podrían derivar al año hasta 50 hectómetros cúbicos de agua de la cabecera del Tajo al Guadiana. Pero insistió en que no solo se trata de que lleguen 50 hectómetros, sino que esos aportes permiten ahorrar ese mismo volumen de los acuíferos del Alto Guadiana.
El consejero lamentó, no obstante, que todavía no se pueda explotar más la infraestructura de la Tubería Manchega. Explicó que la tubería central y los ramales de la zona norte están construidos, pero el resto estaba pendiente de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. «Si se hubiera aprobado, se estarían haciendo las obras de los ramales sur, pero tendremos que esperar a mejores circunstancias», admitió.
El agua da más rentabilidad. Arroyo espera que esta agua del Tajo permita liberar de limitaciones a los agricultores de la zona. Expuso que es en el Alto Guadiana donde se genera «el valor económico de la renta más relevante de la región gracias a la agricultura y a a industria agroalimentaria».
El consejero aprovechó además para avanzar que espera que en un mes o mes y medio se pueda constituir la Federación de Regantes de Castilla-La Mancha. Lo puso en valor porque otras veces se ha int