35 años del fontanero bigotudo

EFE
-

'Super Mario Bros.' revolucionó la industria del videojuego en 1985 con un innovador recurso que sentó las bases del ocio electrónico

35 años del fontanero bigotudo

El fontanero bigotudo más famoso de los videojuegos está de celebración. Este año se cumplen 35 años desde que Mario diera el salto a la fama y construyera un imperio multidisciplinar que todavía hoy en día sigue haciendo las delicias de padres e hijos.
El juego de plataformas Super Mario Bros. salió a la venta en Japón el 13 de septiembre de 1985 y revolucionó la industria con su scroll (desplazamiento) lateral, un innovador recurso introducido previamente sin tanta repercusión por Jump Bug (1981), creado por Alpha Densi (ADK) para recreativas, y Mappy (1983), de Namco.
Desde entonces, la compañía de Kioto ha convertido al icónico plomero de gorro rojo en su emblema y ha construido una franquicia millonaria que aborda géneros tan dispares como las plataformas, los puzles, las carreras de coches, los deportes o los juegos de rol.
35 años del fontanero bigotudo35 años del fontanero bigotudoMario y compañía han publicado un juego nuevo de su serie principal en casi todas las consolas de Nintendo (a excepción de las portátiles Game Boy Color y Game Boy Advance), en los que siempre se intentó introducir mecánicas innovadoras, sin olvidar sus orígenes.
Por sorpresa, la empresa nipona reveló recientemente un conjunto de lanzamientos con motivo del aniversario, incluidas varias reediciones, un battle royale de hasta 35 jugadores y un periférico para echar carreras de kart mediante realidad aumentada. 
Los primeros dispositivos se lanzaron en Japón en 1980 y la salida del modelo conmemorativo Game & Watch: Super Mario Bros dos décadas después de que cesara su fabricación hizo que los nipones acabaran con las existencias online de la empresa en un día.
35 años del fontanero bigotudo35 años del fontanero bigotudoLa consola, que saldrá a la venta el 13 de noviembre, incluye el título Super Mario Bros., lanzado en 1985 para Famicom, y Super Mario Bros.: The Lost Levels, lanzado en territorio nipón como Super Mario Bros. 2 un año más tarde para el mismo sistema. El terminal, que se venderá hasta el 31 de marzo de 2021, también incluye una edición especial del juego Ball (también conocido como Toss Up) con Mario como protagonista y una función de reloj digital que incluye animaciones de personajes de la serie.
Como curiosidad, fue precisamente en esta portátil, en su innovadora edición Mario Bros. (que colocó por primera vez dos pantallas horizontalmente una junto a otra), donde el asustadizo y a menudo relegado a un segundo plano Luigi hizo su primera aparición.
Aunque muchos creen que ese honor le corresponde a la máquina recreativa homónima, la portátil se lanzó en Japón el 14 de marzo de 1983, cuatro meses antes de que la arcade llegara a las recreativas.
reedición de clásicos. Además de dar el salto a la realidad aumentada con Mario Kart Live: Home Circuit, Nintendo ha preparado una reedición nostálgica. Bajo el título Super Mario 3D All-Stars, la empresa ha adaptado a su consola Switch tres icónicos títulos.
En primer lugar Super Mario 64, un título original de 1996 que supuso el salto de la serie a las tres dimensiones. El juego marcó un antes y un después en la saga, con un sistema de controles mantenido desde entonces en los títulos 3D.
Super Mario Sunshine, lanzado en 2002 para GameCube, introdujo, entre otras, una interesante función que permitía regular la presión de la bomba de agua que porta con los gatillos del mando. Numerosos juegos de la competencia introducirían posteriormente una función similar, que aparentemente perderá la reedición del clásico tras su adaptación a los mandos Joy-Con de Nintendo Switch.
El juego Super Mario Galaxy constituyó el primero para Wii, hasta el momento la consola de sobremesa más vendida de la compañía, con más de 101 millones de unidades. La innovadora libertad de movimiento basada en un sistema de esferas de gravedad centrada en un punto fue otra ocurrencia del padre de la franquicia, Shigeru Miyamoto, cuya imaginación echó a volar mientras cuidaba del hámster de un amigo y se planteaba lo genial que sería que Mario pudiera correr libremente como el roedor.