«Hay muchos proyectos en el tintero porque no hay Gobierno»

L.G.E.
-

«Tenemos que hablar de acometer importantes infraestructuras, si ya por fin vamos a seguir dando pasos en la Autovía Albacete-Linares o para que la A-43 pase por Puertollano», expone el consejero de Fomento, Nacho Hernando

Hernando habló de urbanismo, carreteras o vivienda con el delegado de la Junta en Guadalajara (derecha). - Foto: Ví­ctor Ballesteros

El vicepresidente del Gobierno regional y el consejero de Hacienda han dado la voz de alarma. La falta de un Gobierno en España (el que hay está en funciones) se notará en la estabilidad presupuestaria de la región y ya se da por probable que se vaya a incumplir el déficit. Pero el consejero de Fomento, Nacho Hernando, añade otra derivada, la de los proyectos que dependen del Estado o en los que la Junta necesita de su colaboración. Él tiene unos cuantos en mente. «Tenemos que hablar de acometer importantes infraestructuras, si ya por fin vamos a seguir dando pasos en la Autovía Albacete-Linares o para que la A-43 pase por Puertollano»,  expuso.
Y no solo son esas. Aunque no las mencionase, también con el Estado hay un compromiso para las autovías del Júcar y la de la Alcarria para que cada administración haga una o para hacer a medias una autovía entre Toledo y Ciudad Real.
«Yo no quiero hablar con un ministerio en funciones, quiero hablar con el Ministerio de Fomento», recalcó. Avisó de que «hay muchísimos proyectos que se están quedando paralizados o en el tintero porque no hay Gobierno de España».  
Hernando se refirió a una cita de Bismarck, aunque no está documentada que la dijera en ningún momento, por la cual España sería la nación más fuerte del mundo porque lleva años intentando destruirse y no lo ha conseguido. Aunque no la dijera Bismarck, vale para expresar lo que quiere subrayar Hernando. «No nos estamos haciendo ningún favor», apuntó. Y comparó la parálisis actual con la que ya vivió Castilla-La Mancha cuando Podemos votó en contra de los presupuestos regionales de 2017.
«A mí me preocupa muchísimo que estemos hablando de la posibilidad de que, por problemas de egos, de vetos entre personas y partidos políticos, por no sentarse a hablar, no tengamos Gobierno hasta febrero del año que viene si hubiera elecciones en noviembre», trasladó.  
Además no cree que una nueva cita con las urnas aclarase el panorama. «Dudo bastante que haya una trasvase de votos entre los bloques que hay hoy en día», comentó, «habría un trasvase entre los mismos bloques».