Suben un 5% los fondos para centros de la mujer y de acogida

L.G.E.
-

La Junta saca una convocatoria con casi 29 millones para mantener durante dos años 84 centros de la mujer y 15 recursos de acogida para víctimas de la violencia de género

Suben un 5% los fondos para centros de la mujer y de acogida

Con la decisión aprobada en el último Consejo de Gobierno, se asegura el funcionamiento durante dos años más de los centros de la mujer y las casas de acogida para víctimas de la violencia de género. Para ello se ha dado visto bueno a una partida de 28,6 millones de euros. Supone un incremento del 5% respecto a la anterior convocatoria (alrededor de 1,3 millones de euros más). La consejera de Igualdad, Blanca Fernández, apostilló que es 33% más de lo que se destinaba en tiempos del PP.
Con estos fondos la Junta podrá mantener 84 centros de la mujer que hay repartidos por la región en los que trabajan 298 profesionales. De hecho, el presupuesto para estos centros es de 18,9 millones. El pasado año estos centros atendieron 105.000 consultas de 23.288 mujeres de ámbitos como el psicológico, laboral, jurídico o social. De 2015 a 2019 han sido más de medio millón de consultas las que se han atendido de 100.000 mujeres castellano-manchegas.
En cuanto a los recursos de acogida, hay quince en Castilla-La Mancha. El último se abrió este mismo año ante el incremento de casos de violencia por el confinamiento. «Abrimos un nuevo centro y lo vamos a mantener todo el tiempo que sea necesario», apostilló Fernández. Estos recursos de acogida tienen  268 plazas: 90 para las mujeres y 178 para sus hijos. Hasta el mes de julio han atendido a 216 mujeres y 188 menores.
«No solo son una solución habitacional, sino que es un lugar donde las mujeres y los niños se pueden recuperar de las secuencias de la violencia», explicó la consejera. Contó que en estos recursos trabajan más de cien profesionales de distintos perfiles como la psicología o trabajo social que «ayudan a las mujeres a cicatrizar las heridas del alma, que necesitan apoyo psicológico y emocional durante muchos meses». Explicó que les ayudan a recuperar el autoestima y a enfrentarse a la vida una vez salgan de la casa de acogida. Llegado ese momento, recordó que hay ayudas para que las mujeres puedan salir de estas casas de acogida y empezar una nueva vida libre de violencia.