Los albacetenses gastaron 2.000 euros al año en comidas

T.R
-

El presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Albacete, David Giménez, aseguró que desde la entidad trabajan para incentivar el consumo y atraer a más público a la provincia

Imagen de archivo de una familia tomando unas cervezas en una terraza. - Foto: Pablo Lorente

Las familias albacetenses gastaron una media anual en comer fuera de casa de 1.992 euros durante el 2017, un nueve por ciento menos que un año antes, y muy por debajo de la media nacional, donde el gasto medio se situó en 2.582 euros, según un estudio elaborado por Ais Group, empresa especialista en la aplicación de inteligencia artificial a sectores como el marketing. En el conjunto de España, el gasto medio se incrementó un 7,5% más que el año anterior (2.401). Según el estudio, la tendencia de 2017 confirma un incremento del gasto en esta partida en la mayoría de regiones. El crecimiento más acusado se produjo en las comunidades de La Rioja y Andalucía donde rondó el 15%.
El informe, basado en los indicadores Habits Big Data construidos por AIS Group, revela que los hogares que más gastaron en comer y cenar fuera son los hogares navarros, que en 2017 gastaron 3.435 euros en bares y restaurantes. Tras ellos aparecen las familias vascas, comenzando por las alavesas que destinaron 3.230, las de Bizkaia (3.135) y las guipuzcoanas (3.055). Madrid es la quinta provincia con mayor gasto en restauración (3.030) y la que cierra el ranking de las que superan los 3.000 anuales de media. Les siguen las familias de Baleares, con algo menos de 2.900 y las de Murcia, que superan ligeramente los 2.800.
Por su parte, las familias que menos gastaron en bares y restaurantes fueron las Canarias. Así, los hogares de Tenerife y Las Palmas destinan entre 1.750 y 1.760 euros de media a comer fuera de casa. Otros de los registros más bajos se dan en Badajoz (1.870), Cáceres (1.905), Cuenca (1.915), Ourense (1.975) y Albacete (1.992).
No obstante, el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Albacete (Apeht), David Giménez, aseguró que en la época de invierno la tendencia cada día más es a que los albacetenses concentren sus comidas y cenas fuera de casa los fines de semana, especialmente los viernes y los sábados, siendo de lunes a jueves Albacete «una ciudad fantasma». Una situación que ha deparado, en su opinión, estas cifras bajas, teniendo además en cuenta que se trata de datos del año 2017 que la provincia de Albacete en su conjunto todavía seguía notando los estragos de la crisis.

(Más información en edición impresa).