La empresa ofrecerá a 'Morante' una de las sustituciones

Pedro Belmonte
-

Luis Miguel Lozano explicó que tenían la confianza de que Roca Rey pudiese recuperarse

Roca Rey salió en hombros, junto a Enrique Ponce, en la Feria de 2018. - Foto: Rubén Serrallé

Tras dos meses de especulación sobre la lesión del torero peruano Roca Rey y su posible vuelta a los ruedos, el martes se conoció la decisión de que definitivamente cortaba la temporada, ya que hasta ahora, todo indicaba, y así lo había manifestado el torero, que su reaparición se produciría en la corrida goyesca de Ronda el próximo 31 de agosto en un mano a mano con Morante de la Puebla. 
Luis Manuel Lozano, componente de la empresa que rige la plaza albacetense manifestó a La Tribuna de Albacete que ya están trabajando para concretar quiénes serán los sustitutos de las dos tardes en que está anunciado Roca Rey en Albacete, los días 10, con El Juli y Álvaro Lorenzo, con los toros de Daniel Ruiz y la del día 16, con Ponce y Perera y toros de Juan Pedro Domecq. 
Según el menor de los hermanos Lozano, tienen la intención de poder anunciar a los sustitutos lo antes posible, ya que la opción de esperar a que comience la Feria no la ve viable, pues los aficionados deben saber cuanto antes dichas sustituciones.
Lozano añadió que hablará estos días en Bilbao, donde se encuentra como apoderado de El Juli, que le ofrecerán a Morante poder venir a Albacete, así como la posibilidad de que doblen toreros como Ponce y Manzanares, pero que todavía es pronto, ya que no ha pasado ni un día desde que se conoció la noticia de la baja del torero peruano.
Luis Manuel Lozano aseguró  que realmente tenían la confianza de que el torero pudiese llegar recuperado de su lesión, ya que en su momento, todavía quedaba tiempo para recuperarse, y según le ha podido decir el fisioterapeuta que está tratando al peruano, la lesión era complicada pero tenía cura, aunque podía ser en un mes o en cinco, aunque todo le indicaba que la recuperación iba por buen camino, e incluso ha añadido Lozano, que le constaba el hecho de que había encargado un vestido goyesco para su reaparición en Ronda.
(Más información en la edición impresa)