Page insiste en revitalizar el corredor de la A-5

J.M.
-

El presidente de la Junta inauguró ayer la planta de Bell y previo para agosto la publicación del estudio informativo sobre la variante de la A-5 que unirá Fuensalida, Huecas y Portillo

Page insiste en revitalizar el corredor de la A-5 - Foto: David Pérez

El presidente de la Junta, Emiliano García-Page, repitió visita al poligono industrial La Golondrina de Fuensalida. Hace casi tres años, colocó la primera piedra de un proyecto que se ha convertido ya en realidad con una superficie construida de 26.000 metros cuadrados y 45 millones de euros de inversión. Se trata de una planta dedicada a secadero de jamones de la empresa suiza Bell International. Así, inauguró la planta que prevé generar más de 100 empleos directos «y muchos más indirectos». Al respecto, la producción pretende alcanzar el millón de jamones al año.
García-Page advirtió de la necesidad de que la Comunidad de Madrid mire al corredor de la A-5 como área de expansión industrial para corregir la descompensación entre el Este y el Oeste de España. «Urge como política de Estado equilibrar las infraestructuras y trabajar con un planteamiento peninsular», subrayó en su alocución en la planta nueva de Fuensalida.
Por ello, recalcó el aprovechamiento potencial de la zona de Torrijos, Talavera y La Puebla de Montalbán para «jugar un papel enorme» para que Madrid pueda «mirar hacia otro lado» en la expansión empresarial. «Para conectarnos con un país que está respondiendo muy bien, Portugal», dijo.
Page se refirió también al proyecto de construcción de una variante que alcance a los municipios de Fuensalida, Portillo y Huecas y que conecte con la A-5. Así, indicó que calcula que el estudio informativo se podrá publicar en el mes de agosto para generar un eje económico. «Necesitamos el concurso del Estado, de Sepes», aseguró.
De momento, la incorporación de Bell fortalece la industria cárnica en la región, que representa la segunda con mayor exportación detrás del vino. En el año 2018, llegó a los 339 millones de euros.