El Alvia parará a partir del 20 de mayo

REDACCIÓN
-
El Alvia parará a partir del 20 de mayo

Los nuevos trenes unirán Madrid y Hellín en 2 horas y 22 minutos y permitirán reducir el tiempo de viaje en hasta 37 minutos entre ambas ciudades

Renfe programa la circulación del segundo servicio Alvia entre Madrid y la Región de Murcia, con parada comercial en la estación de Hellín, a partir del 20 de mayo. Los billetes para este nuevo tren podrán comprarse a partir de hoy.

El nuevo tren aporta una reducción del tiempo de viaje con destino a Hellín, de 32 minutos, con un tiempo previsto de 2 horas y 22 minutos, frente a las 2 horas y 53 minutos del servicio Altaria al que sustituye. En sentido inverso, el tiempo de viaje se estima en 2 y 27 minutos, lo que supone una ganancia de tiempo de 37 minutos.

La incorporación del nuevo tren híbrido junto con la apertura de la variante de Camarillas permite una mejora de tiempo en el trayecto que une Hellín y Murcia lo que supone una hora de duración entre ambas ciudades.

Este tren permite realizar el viaje desde Madrid hacia Hellín a primera hora de la mañana y retornar por la tarde. De esta manera, se complementa la oferta en ambos sentidos en horarios de mañana y tarde. La oferta también se amplía durante los fines de semana, con la circulación de un Alvia por sentido, los sábados por la mañana y los domingos por la tarde.

Los trenes, híbridos de la serie 730, circulan por la línea de alta velocidad Madrid-Albacete y utilizan el cambiador de ancho de la estación de Albacete Los Llanos, para seguidamente circular por la línea convencional Albacete-Murcia donde utilizan la nueva variante ferroviaria de Camarillas. Los trenes de la serie 730 son unidades con tracción diésel y eléctrica, bitensión, ancho variable, y cinco sistemas diferentes de control y seguridad. Pueden circular a una velocidad máxima de 250 km/h por vía de alta velocidad y de 180 km/h para vía convencional sin electrificar.

Los sistemas de señalización que incorpora (ERTMS, LZB y Asfa digital) garantizan la interoperabilidad por toda la red ferroviaria española. El total de plazas de cada tren es de 262, 216 plazas en clase Turista, 46 en Preferente, con dos para personas con movilidad reducida.