scorecardresearch

Analizan cómo reactivar la economía local tras la pandemia

REDACCIÓN
-

El Ayuntamiento escuchó las posturas de FEDA, Fecom, la Cámara de Comercio y las asociaciones de Campollano y Romica

Fotografía de participantes en la videoconferencia. - Foto: AYUNTAMIENTO ALBACETE

El Ayuntamiento de Albacete ha escuchado la visión y opiniones del tejido empresarial, industrial y comercial de la ciudad, como paso previo a la toma de decisiones que favorezcan la reactivación económica, una vez que se supere la emergencia sanitaria por Covid-19. “Sabemos que a la emergencia sanitaria sucederá una difícil situación económica y social, por eso queremos que el presupuesto municipal que estamos ya reelaborando sea un muro de choque frente al Covid y estén enfocados a las empresas, los trabajadores y los ciudadanos”. Con estas palabras, el alcalde, Vicente Casañ, -que ha agradecido a los grupos de la oposición su apoyo en esta difícil situación-, ha abierto una videoconferencia en la que han tomado parte también el vicealcalde, Emilio Sáez; la concejala de Hacienda, María José López, y la concejal de Emprendimiento e Innovación, Laura Avellaneda.

En representación del tejido empresarial, han participado el presidente de la Cámara de Comercio y vicepresidente de la Confederación de Empresarios (FEDA), Juan Martínez; el presidente de la Asociación de Empresarios de Campollano (ADECA), Santos Prieto; el presidente de la Asociación de Empresarios de Romica (ADEPRO), Pedro Sáez; y José Lozano, presidente de la Federación de Comercio y, a su vez, tesorero en FEDA.

Desde el Equipo de Gobierno han agradecido a todos ellos su actitud y sus propuestas para “planificar el día después del confinamiento”, en palabras de Emilio Sáez, que ha transmitido la disposición del Ayuntamiento de Albacete a dar el apoyo que necesiten a autónomos, pequeñas y medianas empresas, con el dinero que haya disponible. En este sentido, el vicealcalde ha confiado en que el Gobierno de la nación flexibilice los objetivos de déficit y el techo de gasto, para facilitar que las administraciones locales puedan ayudar en mayor medida.

Los representantes del tejido empresarial, industrial y comercial son conscientes del papel que juegan las empresas ante situaciones de crisis como la que se prevé, “son las empresas las que tienen la capacidad de poner el motor a más revoluciones para salir de esta situación”, ha dicho Juan Martínez, recurriendo a un símil.

Si bien han pedido tener a las administraciones a su lado, cuando sea posible con ayudas económicas o bonificaciones tributarias, pero también, y sobre todo, facilitando los trámites, reduciendo la burocracia, para contribuir a hacer más viables los negocios.

En este sentido, Santos Prieto se ha mostrado especialmente preocupado por la pérdida de empleos y ha citado algunos de los datos recabados entre los empresarios de Campollano: se estima que la facturación bajará en un 31% y el 18% de los empleos del parque empresarial se perderán.

“Los empresarios no queremos despedir”, ha recalcado una y mil veces, así ha coincidido con los demás representantes empresariales en señalar la herramienta de los ERTE como eficaz para poder conservar los puestos de trabajo. La preocupación de los empresarios, industriales y comerciantes es qué ocurrirá una vez se levante el decreto del estado de alarma, porque auguran que será entonces cuando lleguen los momentos más difíciles. “Habrá empresas que necesiten meses, incluso un año o dos, para recuperarse”, avanzó Santos Prieto, que defendió que se habilite una herramienta similar a los ERTE, flexible, que permita a la empresa ser viable y poder conservar los puestos de trabajo en un plazo prudente. “Si no se hace así, se perderán miles de empleos”, augura el presidente de ADECA, que pidió a los representantes municipales a instar a las administraciones competentes en Trabajo a adoptar esta medida.

Por su parte, el presidente de Adepro ha deslizado la conveniencia de que por parte del Ayuntamiento de Albacete se aprueben aplazamientos y bonificaciones en el pago de impuestos hacia aquellas empresas que hayan sufrido pérdidas achacables al Covid-19.

Sobre la mesa se ha hecho un análisis acerca del nivel de afectación de esta situación a los distintos sectores. Así, el presidente de la Cámara de Comercio ha apuntado que la industria agroalimentaria ha mantenido un alto nivel de exportaciones y en el consumo interno la caída de ventas que ha tenido en hostelería se ha compensado con las mayores ventas en los supermercados. En este sentido, el presidente de la Cámara de Comercio ha señalado como posible acción el apoyo a estos sectores “que ahora están tirando del carro”, pues su buena marcha repercute en otros.

Los participantes en esta videoconferencia han coincidido en señalar los sectores de hostelería y el comercio minorista como los más perjudicados por esta situación, de ahí que todos hayan coincidido en la importancia de arbitrar medidas que incentiven el consumo local, que los albaceteños apuesten por su comercio.