El Consistorio de Peñascosa busca reformar sus campamentos

Maite Martínez
-
Imagen del acceso al campamento de Fuente de la Peña, uno de los tres que hay en Peñascosa. - Foto: Ayuntamiento de Peñascosa

a Junta de Comunidades les denegó la ayuda de más de 100.000 euros que solicitaron a través de la convocatoria ITIpara actualizar las instalaciones que reciben cada verano centenares de visitantes

Los dos niños que nacieron hace tres años en Peñascosa han dado algo de oxígeno a este pueblo que mantiene su colegio con siete escolares. En este pueblo de poco más de 300 almas que ha perdido un 25% de su población en las últimas dos décadas ven en el turismo su tabla de salvación.
No sueñan con grandes afluencias de visitantes, pero sí con mantener sus tres campamentos que durante julio y agosto les garantizan la llegada de centenares de jóvenes, sobre todo scouts, que algo de dinero dejan en el pueblo, «consumen en los bares, compran en la tienda, en la farmacia, en la panadería…. son ingresos extras para que no cierren los pocos negocios que quedan», dice su alcalde, Pedro Rodríguez, que puestos a pedir se lanza y dice que dotar de servicio eléctrico a estas tres instalaciones sería de lo mejor que podría pasar en Peñascosa, pues las podrían alquiler en otoño-invierno.
Por el momento, su ambición es conseguir fondos para hacer algunas reparaciones. Solicitaron una subvención de 103.000 euros a la convocatoria de Expresiones de Interés para proyectos turísticos, sin embargo, su petición ha sido rechazada. «Presentaremos alegaciones por si hay alguna baja y tenemos opciones», anunció el alcalde. En esta convocatoria sí que se les ha aprobado una ayuda de 12.000 euros para señalizar una red de senderos.
El alcalde explica que para un municipio tan pequeño como Peñascosa afrontar el mantenimiento de los tres campamentos –Mal Paso, Fuente de la Peña y Cañada de Bogarra – se les hace cuesta arriba. Estas tres instalaciones fueron construidas por ICONA, después transferidas a la Junta que a continuación las dejó en manos del Ayuntamiento. El consistorio cobra una tasa de unos 40 euros por quincena a los usuarios, pero el gasto de ir renovando las instalaciones les resulta oneroso. Además, se suma la limitación en el aforo que les ha impuesto la Consejería de Agricultura, a raíz del incendio de Yeste que obligó a evacuar a un campamento de scouts. 
Así, en Mal Paso se ha limitado la ocupación a 100 personas, en Fuente de la Peña a 120 y en el campamento de Cañada de Bogarra a 60. «Es una medida de autoprotección frente a los incendios y debemos cumplirla, pues en caso de que nos excediéramos en los aforos y ocurriese algo incurriríamos en una gran responsabilidad», advirtió el regidor de Peñascosa. Esta reducción de la capacidad limita también los campamentos a acoger y el número de visitantes a recibir en la localidad. 

(Más información en la edición impresa).