Se quejan de un déficit de agentes medioambientales

L.G.E.
-

La ratio marcada para la región es de 700, pero critican que son 500 y que falta un tercio para vigilar los montes. Acusan al Gobierno regional de no haber negociado con ellos en serio esta legislatura y piden más medidas de seguridad

Los agentes medioambientales dejan los montes por un día y vuelven a salir a la calle a protestar (es la quinta vez que lo hacen en la legislatura). Acusan al Gobierno regional de no haber negociado con ellos durante estos cuatros años.

El representante de CCOO, Ramón González, avisa a un mes de empezar la campaña de alto riesgo de incendios de que se volverá a seguir la orden de Cospedal. Dice que el Gobierno quiere dejar "sin vigilar por parte de directores de extinción porque la Consejería ha decidido dejar en su casa a los directores parte del período por una miserable dieta". También afea al consejero de Agricultura de boicot por convocar hoy una suelta de lince. Y recuerda que lo hizo en movilizaciones anteriores anunciando una entrega de vehículos, aunque asegura que ahora saben que no van para el cuerpo de medioambientales.

Desde CSIF, Daniel Cánovas, cuenta que según la ratio marcada por la propia Administración regional, debería haber 700 agentes medioambientales para toda Castilla-La Mancha y solo hay 500. Denuncia, por tanto, que falta como mínimo un tercio de plantilla. Además apunta que falta seguridad: "Podemos denunciar a un cazador, a una persona que está armada y nuestra única defensa es un bolígrafo o las piernas para salir corriendo".

Se quejan de un déficit de agentes medioambientalesSe quejan de un déficit de agentes medioambientales

El representante de STAS-Intersindical, Gustavo Fabra, extiende las responsabilidades no solo al consejero de Agricultura, sino también al consejero de Hacienda, al que acusa de bloquear cualquier medida de mejora para este cuerpo, al vicepresidente primero José Luis Martínez Guijarro, que fue consejero de Medio Ambiente con Barreda y marco esa plantilla de 700 agentes y al propio presidente, Emiliano García-Page. "Nos podemos encontrar con auténticas desgracias que podemos lamentar, tanto humanas como patrimoniales o naturales".