Guaidó convoca un paro escalonado de trabajadores públicos

SPC
-

El opositor anuncia que los empleados de la Administración, que a su juicio están «secuestrados por la dictadura», dejarán de trabajar progresivamente para «no cooperar» con el régimen chavista

Guaidó convoca un paro escalonado de trabajadores públicos - Foto: CARLOS GARCIA RAWLINS

 

Un día después de su regreso a Venezuela, Juan Guaidó elevó su pulso al Gobierno de Nicolás Maduro, en cuyo seno existen fracturas sobre qué hacer con el opositor: si mantener la situación actual y evitar confrontaciones con potencias extranjeras o detenerlo, en virtud de la orden que pesaba sobre él de no abandonar el país.
Ajeno a la división en el chavismo, el jefe del Parlamento anunció un paro escalonado en la Administración Pública como otra medida de presión contra el Ejecutivo, al que tachó de «ilegítimo» y «dictatorial».
Tras reunirse con líderes sindicales de varios gremios, Guaidó subrayó que «vamos a construir las capacidades para no seguir colaborando con la dictadura, para que los empleados públicos no se vean obligados a cooperar nunca más ni ser obligados a nada», prosiguió.
De este modo, anunció que, a partir de hoy, la Asamblea Nacional que dirige, de mayoría opositora, comenzará a sostener reuniones con las principales centrales de trabajadores, que agrupan más de 600 sindicatos, para coordinar acciones que irán comunicándose progresivamente.
A su juicio, los trabajadores públicos «están secuestrados por la dictadura». «¿Me van a decir que no los obligan a ponerse una camisa y que vayan a marchar?», se preguntó, antes de subrayar que el Parlamento va a proponer «una Ley de Amnistía para los trabajadores» para anular «todos esos despidos y persecución». 
«Sabemos que van a empezar las amenazas», subrayó, tras criticar que la nación tenga «indicadores de guerra» como una contracción del Producto Interno Bruto de más del 50 por ciento y una inflación que superó los 2.000.000 por ciento el año pasado.
«La presión apenas comienza, la movida social ahora es que va a la calle», señaló, sin dejar de recordar que la «lucha» de los trabajadores es anterior a la tensión política, pues solo el año pasado los gremios encabezaron el conflicto laboral más extendido en la Historia de Venezuela que significó decenas de protestas.
También indicó que busca dar «los primeros pasos para recuperar nuestra burocracia y seguir construyendo las capacidades dentro y fuera de nuestro país que nos permitan el cese de la usurpación, el Gobierno de transición y elecciones libres». 
Por otro lado, Guaidó atribuyó a «contradicciones» internas el silencio oficial tras su vuelta a Venezuela. «Están ahogados en contradicciones. No tienen cómo responder al pueblo de Venezuela», aseguró al ser preguntado sobre cómo explica que no se haya producido ninguna reacción por parte del Ejecutivo a su regreso.
gira por europa. Precisamente, el dirigente opositor no descarta volver a desafiar a esa orden que le impide abandonar el país y reconoció que está estudiando la posibilidad de realizar una gira por Europa -donde la mayoría de naciones le reconocen como «presidente interino»- para sumar apoyos contra «la dictadura de Nicolás Maduro».
«Estamos evaluando los tiempos, estamos evaluando que esté en el marco de todo el proceso de cara a la transición, de cara a una elección en Venezuela, de cara a atender la emergencia humanitaria y estoy seguro que nos van a recibir también muy pronto en Europa», manifestó el antichavista, que la semana pasada ya visitó varios Estados de América Latina, donde fue recibido por sus mandatarios con honores de jefe de Estado.