El PSOE refuerza su campaña "a igual trabajo, igual salario"

Redacción
-

La 'Igualdad Salarial' centró un nuevo taller virtual de la Escuela de Pensamiento Feminista del PSOE de Albacete

El PSOE refuerza su campaña "a igual trabajo, igual salario"

La Escuela de Pensamiento Feminista, impulsada por el PSOE Provincial de Albacete, ha abierto de nuevo sus ‘puertas virtuales’ coincidiendo con el Día de la Igualdad Salarial, para acoger un taller online sobre la brecha de género en materia laboral bajo la máxima “a igual trabajo, igual salario”. Una cita en la que se ha abordado la desigualdad que sufren las mujeres en este ámbito y se han explicado las diferentes medidas aprobadas por el Gobierno progresista de coalición para combatir esta realidad, incidiendo especialmente en los Reales Decretos 901/2020, por el que se regulan los planes de igualdad y su registro (entró en vigor el 14 de enero de 2021), y el  902/2020, de igualdad retributiva entre mujeres y hombres, y que entrará en vigor el 14 de abril 2021.

Ambos aprobados por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, en línea con el compromiso del PSOE con la Igualdad, “porque se puede ser feminista sin ser socialista pero no se puede ser socialista sin ser feminista; sin creer en la radical igualdad de todos los seres humanos”, como ha apuntado el máximo responsable de los y las socialistas en este territorio, Santi Cabañero, que ha sido el encargado de introducir esta jornada y ha aprovechado la ocasión para dedicar unas palabras de ánimo y solidaridad “a la compañera Carmen Calvo”, ante los ataques que viene sufriendo “por ser feminista y una gran luchadora por los derechos de las mujeres”.

 

60 participantes. Esta cita, organizada desde la Vicesecretaría General y Secretaría de Igualdad de la Ejecutiva Provincial, capitaneada por Amparo Torres, ha contado con más de 60 participantes (entre ellos una nutrida representación de la Ejecutiva Provincial) y se ha podido seguir en directo a través de las redes sociales de la formación política albacetense. Siendo sus protagonistas “dos invitadas de excepción”, auténticas expertas en la materia: la decana de la Facultad de Relaciones Laborales y Recursos Humanos en la Universidad de Castilla-La Mancha y directora del Aula de Igualdad 'Lola Martínez' en el Campus de Albacete, María José Romero, y la abogada especialista en violencia de género, Carmen Oliver, a quienes el Secretario General del PSOE en la provincia ha agradecido su participación e implicación en la defensa de los derechos de las mujeres.  

Del mismo modo, durante su intervención, el responsable socialista ha dejado claro que “la Igualdad, como el resto de derechos, hay que reivindicarla y pelearla a diario, porque todos los días es atacada” y ha advertido que en los últimos tiempos se están dando “peligrosos ataques al feminismo, procedentes de muy diversos ámbitos e, incluso, algunos de ‘fuego amigo’, bajo la apariencia de innovación, y conducen a un nihilismo tramposo, que comienza diciendo que no hay diferencia para acabar afirmando que no hay desigualdad”. Por ello, ha pedido estar alerta y defender lo que “siempre hemos defendido, la igualdad real entre mujeres y hombres, porque hay mayor discriminación que la que comete la mitad de la sociedad contra la otra mitad”.

 

Brecha de género. Junto a esto, Cabañero también ha planteado la brecha de género en las pensiones, “que como sociedad debemos compensar y combatir para garantizar la calidad de vida de las mujeres que, por otro lado, siempre han trabajado aunque no haya sido en empleos remunerados, y les debemos el mayor de nuestros esfuerzos para garantizar que viven con absoluta dignidad”. De hecho, ha incidido en el compromiso del socialismo en esta materia, como evidencian los pasos que desde el Gobierno se están dando, con la convalidación en el Congreso de un Real Decreto por el que se ha creado un complemento para reducir esta brecha.

Por su parte, Amparo Torres ha remarcado que “los avances en materia de igualdad entre hombres y mujeres siempre han venido en nuestro país de la mano de los Gobiernos socialistas, que han llevado las políticas feministas al Boletín Oficial del Estado”, insistiendo en que “el Socialismo hunde sus raíces en los principios democráticos” y reivindicando que “hay que seguir exigiendo políticas de discriminación positiva, ya que es la única manera de poder remover obstáculos, interviniendo en una realidad que no es justa, porque dejando simplemente que pase el tiempo no se va a resolver”.

Además, ha aclarado que la agenda feminista es transversal. “Tenemos en nuestras manos la agenda del Estado en la que las mujeres somos ciudadanas; pagamos impuestos; somos trabajadoras; somos madres, si queremos serlo; somos seres libres independientes; y tenemos proyectos personales de vida propios”, ha dicho, aseverando que “nada se mueve en el Socialismo del siglo XXI sin perspectiva de género”.

Asimismo, ha puesto de manifiesto que “la Igualdad efectiva pasa necesariamente por la independencia económica y porque las mujeres tengamos la posibilidad de proyectarnos en el ámbito profesional. La Igualdad en el empleo es un fin en sí misma, pero también es un instrumento clave para llegar al pleno disfrute de los derechos y de las libertades de las mujeres, que solamente  se puede construir a través de la Igualdad y la independencia económicas. Sin independencia económica no hay autonomía y sin autonomía no hay libertad”.

En este punto, ha recordado que las mujeres desempeñan los trabajos más precarios y en las peores condiciones, al tiempo que asumen mayoritariamente las tareas de cuidados (personas mayores, descendencia…), “lo que genera una brecha principalmente en la edad reproductiva (después del primer hijo o hija) que no se puede recuperar a lo largo de la vida profesional”.

 

Paro femenino. De hecho, la tasa de paro femenino supera en cuatro puntos el masculino, situando, lamentablemente, a España como el segundo país de la Unión Europea con mayor tasa de paro entre las mujeres, que también tienen más dificultad para acceder al mercado laboral, para alcanzar puestos de responsabilidad y para promocionar una vez conseguido un empleo. Así, su realidad laboral se caracteriza por la parcialidad (concentran el 75% del trabajo a tiempo parcial); y menor tasa de actividad y de empleo, según los datos hechos públicos por el INE o Eurostat.

Por ello, este nuevo taller virtual de la Escuela de Pensamiento Feminista, que cumple su tercera edición (‘Mujeres y poder’ y ‘La Mujeres rurales’ han sido las temáticas previas), ha presentado la realidad desigual que viven las mujeres y a la que no es ajeno el mundo laboral, pero también ha puesto sobre la mesa los avances que han llegado en materia de igualdad salarial y laboral de la mano del Gobierno de Pedro Sánchez, como el  “incremento histórico” del Salario Mínimo Interprofesional hasta los 950 euros (percibido mayoritariamente por mujeres)  o la equiparación total (gracias a la aprobación de los PGE 2021) de los permisos de paternidad y maternidad.  En este punto, han sido María José Romero y Carmen Oliver las encargadas de explicar en qué mejoras se traducen  los decretos más importantes aprobados por el Gobierno para avanzar en este ámbito. Se trata de los Reales Decretos 901/2020 y 902/2020, que vienen a complementar el Real Decreto 6/2019 de medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el trabajo y el empleo, puesto en marcha también Ejecutivo de Pedro Sánchez, con el que se incorporaron modificaciones sustanciales sobre la Ley Orgánica 3/2007 de igualdad efectiva de mujeres y hombres, aprobada por otro socialista, José Luis Rodríguez Zapatero.

Así, María José Romero ha incidido en que estas dos normas (aprobadas en octubre de 2020) “pueden contribuir de forma determinante a eliminar la brecha salarial en las empresas”, al tiempo que indicado que “el empoderamiento económico de las mujeres es fundamental para eliminar la brecha salarial de género”, ya que, según el Instituto de Investigación de Políticas de la Mujer, la tasa de pobreza entre las mujeres trabajadoras podría reducirse del 8,0 % al 3,8 % si se les pagara lo mismo que a los hombres.

Del mismo modo, ha detallado que la igualdad salarial es una asignatura pendiente en la Unión Europea, donde falta, por ejemplo, una Directiva de Transparencia Salarial, habiéndose adelantado el Gobierno de España en esta materia con el RD 902/2020. “España va por delante en Europa, al establecer un marco de leyes que contribuye a reducir la brecha salarial, que es una cuestión de justicia social, que está presente en la ‘Agenda Social’ de la UE”.

Romero también ha afirmado que “la adopción de medidas en este ámbito no es sólo una cuestión de equidad, sino también un imperativo económico, ya que la pérdida económica resultante de la brecha de género en el empleo asciende a unos 370.000 millones de euros al año”. De hecho, esta desigualdad tiene un efecto, “menos analizado desde la perspectiva económica”, que es su vinculación con la pobreza infantil, ya que “2,5 millones de los 5,6 millones de niños que viven en la pobreza hoy en día saldrían de ella si se colmase la brecha salarial de género”.

Además, ha señalado que el Índice Europeo de Igualdad de Género 2020 evidencia esta desigualdad ya que, según este documento, las mujeres ganan, con carácter general,  5.726 euros menos al año que los hombres.

Discriminación. Durante su intervención, Carmen Oliver ha comenzado apuntando que “cuando no hay igualdad salarial hay discriminación por género y, por tanto, vulneración de los Derechos Humanos. Algo injustificable en pleno siglo XXI, especialmente con todos los recursos e instrumentos que tenemos a nuestro alcance”, y ha detallado que se ha avanzado mucho en materia de igualdad durante los Gobiernos progresistas, pero ha advertido que “las leyes, por sí solas, no cambian las mentalidades de las personas”, aunque sí ha dejado claro que tanto estos dos Reales Decretos como el 6/2019 han incorporado importantes novedades que vienen a contribuir a combatir la brecha salarial.

Se trata de la obligatoriedad de contar con Planes de Igualdad en las empresas a partir de 50 personas  trabajadoras en un periodo transitorio de tres años, garantizando éstos los verdaderos derechos y el tratamiento igualitario de las mujeres. Igualmente se ha introducido la transparencia en las tablas salariales, a las que puede acceder la representación legal de las y los trabajadores. Si la diferencia salarial entre hombres y mujeres supera el 25%, la empresa deberá acreditar las razones con causas objetivas. Y junto a esto, cabe recordar que se ha recuperado la cotización a la Seguridad Social de las personas cuidadoras de personas con dependencia, un colectivo mayoritariamente integrado por mujeres.

En este punto, Oliver ha añadido que existen “asignaturas pendientes” en materia de igualdad, como son la violencia de género, el empoderamiento de la mujer, la corresponsabilidad de la vida familiar y laboral y la plena incorporación de la mujer al empleo en igualdad de oportunidades y ha avanzado que esa brecha salarial en España no se cerrará hasta 2046 (según un estudio de la Confederación Europea de Sindicatos).  

No obstante, ha concluido su intervención con un mensaje de optimismo, animando a los y las asistentes a trabajar para eliminar las barreras y “avanzar en derechos fundamentales” y ha pedido a la sociedad que no se relaje “ante esa falsa apariencia de libertad que vivimos y que nos puede hacer retroceder”.