Charles Gounod: «La muerte es el comienzo de la Vida»

Antonio Soria
-

A la tercera fue la vencida y su perseverancia le brindó el prestigioso Gran Premio de Roma en 1839, que le abrió las puertas de la Villa Médicis

Charles Gounod retratado en Cracovia.

Hoy habría cumplido 127 años el compositor parisino Charles-François Gounod, autor del célebre Ave Maria que, junto al de Schubert y al de Offenbach es un fijo en las misas de bodas, funerales y fiestas populares. Hay infinidad de arreglos instrumentales diferentes para violín y guitarra, cuarteto de cuerda, piano solo, violonchelo, cuarteto de trombones, etc., desde la exitosa versión que en 1853 lanzó el propio suegro de Charles Gounod para violín (o violonchelo) con piano y armonio, mismo año en que apareció con la letra del poema de Alphonse de Lamartine Le livre de la vie (El libro de la vida), antes de aparecer la versión en latín publicada por Jacques Léopold Heugel en 1859. 
Cantantes de ópera como Luciano Pavarotti, o tan comerciales como Andrea Bocelli, lo han grabado centenares de veces durante el siglo XX y lo que llevamos de siglo XXI.
El padre de Charles Gounod, François-Louis Gounod, discípulo del célebre pintor Nicolas-Bernard Lépicié, había sido profesor de dibujo en l'Ecole Polytechnique de París, un pintor distinguido... y pobre. Tan pobre que, al morir, dejó a su mujer desamparada con dos hijos, su hermano Urbain y el propio Charles que, al fallecer su padre tenía sólo cinco años, eso sí, con sangre de músico en las venas. Su abuela materna, Marthe Victoire Heuzey, había sido cantante y compositora, y su madre, Victoire Lemachois (hija de Georges Lemachois, procurador del parlamento de Rouen), daba clases de piano desde los 13 años.
Desde su más tierna infancia, el pequeño Charles hizo patente el talento musical que había heredado. Su madre, resignada ante la evidencia y con el temor de que su hijo artista corriera la misma suerte que su padre, aceptó su destino diciendo: «es la voluntad de la Providencia».

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA