La Junta ve necesario sacar las ayudas del Plan Retorno

L.G.E.
-

En esta cuarta convocatoria se mantienen las tres líneas: la subvención a las empresas que hagan un contrato indefinido, ayudas para montar un negocio y el 'pasaporte de vuelta' para los gastos del regreso

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco. - Foto: Yolanda Lancha

El Gobierno regional lanzó hace cuatro años su Plan Retorno. Se hizo para dar ayudas que facilitasen que los castellano-manchegos que emigraron en la anterior crisis volvieran a su tierra. Ahora que ha retornado la crisis, la Junta cree que siguen siendo necesarias. «Ahora alcanza más valor que nunca, que retornen todas aquellas personas que se fueron por falta de oportunidades y que, con todo el conocimiento y experiencia internacional que han adquirido, lo pongan en servicio de la recuperación de la región», explicó la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco.
Hay tres líneas de ayudas, que se mantienen en esta cuarta convocatoria. La primera es para empresas que les hagan contratos indefinidos, con 10.000 euros por cada contrato y un plus de 5.000 si además es para un proyecto de innovación.
La segunda de las ayudas es para los que vuelven para montar un negocio en Castilla-La Mancha, con 6.000 euros. Y la tercera línea de ayudas, conocida como el «pasaporte de vuelta» da 3.000 euros para afrontar gastos del retorno, desde el transporte, la mudanza y  en esta convocatoria se incluye como novedad el gasto del alquiler durante los tres primeros meses para los que no tienen residencia estable o los costes de traducción de títulos oficiales y documentación.
Hasta la fecha la Junta ha dado ayudas para el retorno de 197 castellano-manchegos, pero son más a los que se ha ayudado a volver a España, en concreto 478 personas. No todas tenían derecho a subvención porque no regresaban a Castilla-La Mancha, pero han contado con la orientación y acompañamiento del programa de la Junta.