Condenan al estafador de las células madre

J.G.
-
De espaldas, Raúl Conejero, durante la celebración del juicio. - Foto: Chema Moya (EFE)

La sentencia indica que la responsabilidad civil recae en la empresa Stem Cell para la que trabajaba Raúl Conejero, las familias deberán ser indemnizadas con 12.000 euros cada una

La Audiencia Nacional ha condenado a Raúl Conejero a cuatro años y medio de prisión por estafar a multitud de familias en la recogida de cordones umbilicales para su conservación, con el fin de que las células madre fueran utilizadas si se necesitaban en un futuro, para curar enfermedades, cosa que confesó no haber hecho.
Sin embargo, la pena de prisión no es la novedad de la sentencia, ya que se conocía desde el inicio del juicio, tras el acuerdo que la representación legal de Conejero alcanzó con el Ministerio Público.
En este sentido, lo importante de la sentencia es que Raúl Conejero tendrá que indemnizar a cada familia afectada con la cantidad que le pagaron para conservar las células madre del cordón umbilical  de sus bebés (entre 1.800 y 2.200 euros), además de 10.000 euros más por los daños morales. Esto supone que cada familia debe percibir unos 12.000 euros.
Aunque es probable que Raúl Conejero no tenga fondos para hacer frente a todas las indemnizaciones, porque no se le embargaron los bienes cuando fue detenido y tenía propiedades a su nombre, parece que los afectados albacetenses si que podrán recibir esas indemnizaciones o al menos una parte, ya que la sentencia también establece que la responsabilidad civil subsidiaria recae sobre la empresa Stem Cell, para la que trabajaba Raúl Conejero cuando comenzó a trabajar en la recogida de cordones