Las renovables resucitan con fuerza tras ocho años de parón

M.M.B.
-

La fotovoltaica, que se triplicará en Albacete, queda en manos de las grandes empresas. Bonete concentra 10 macroproyectos que rondan los 300 millones de euros

Las renovables resucitan con fuerza tras ocho años de parón - Foto: Rubén Serrallé

En Bonete les ha tocado la lotería. Su cercanía a la subestación de Campanario, que enlaza con una de esas grandes autopistas de la electricidad que hace cinco años se trazó para alimentar el AVE de Madrid al Levante, ha convertido a este pueblo en el lugar ideal para construir plantas fotovoltaicas. «Tenemos aquí la gallina de los huevos de oro», acierta a decir su alcalde, Ángel Navalón, mientras no da a basto a atender el teléfono y recibir visitas. 
Las máquinas del Grupo Cobra, -perteneciente a ACS, la empresa de Florentino Pérez-, trabajan desde hace unas semanas en la construcción de los tres macroparques fotovoltaicos. Son solo los primeros, pues sobre el terreno se han proyectado hasta 10 instalaciones de unos 50 megavatios (mw) cada una, entre todos reúnen 486 mw más de potencia fotovoltaica, que sumados a otros dos parques más ya autorizados, uno en Almansa (50 mw) y otro en Socovos (21,6 mw), multiplicarán por tres la capacidad de producir electricidad con el sol que actualmente tiene la provincia. Se pasará de 293 mw a 850 mw. En juego hay mucho dinero. 
Las arcas del Ayuntamiento de Bonete ya han ingresado 2,4 millones de euros por la licencia de obras de estos tres parques y una subestación para transformar la electricidad. Es más del doble de todo el presupuesto anual que maneja esta institución. «¿Con ese dinero?, cancelaré la deuda municipal que es de 400.000 euros y los que vengan detrás que decidan qué hacer con el resto», dice su alcalde, que no optará a la reelección, «tengo 66 años, debería estar ya jubilado».   
Además de la licencia de obras, que el pleno de Bonete acordó bajar del cuatro al 1,9%, -«la teníamos muy alta porque nunca nos habían llegado obras tan grandes», admite el alcalde-; todos los años este ayuntamiento ingresará el BICES, un IBI especial que pagan estas instalaciones energéticas. Sin duda, el Ayuntamiento de Bonete, un pueblo de poco más de 1.000 habitantes, recibirá una jugosa inyección de dinero anual cuando estas instalaciones estén en marcha. Los parques ahora en construcción estarán listos este mismo año. 
En el pueblo ya lo han notado, «nos faltan bares que den comidas, casas para alquilar... ahora con la fabricación trabaja mucha gente, una vez que estén hechas las plantas quedará lo que recaude el ayuntamiento y si contratan a alguien para mantenimiento», precisar el regidor bonetero. 
Ese es el sueño de todo alcalde. Encarna García es la alcaldesa de Corral Rubio, un pueblo de poco más de 350 habitantes, donde les van a caer 27 molinetas de las 41 que la empresa Elawan -la misma que promueve cinco parques solares en Bonete- prevé repartir también entre Chinchilla, Bonete, Montealegre del Castillo y Fuenteálamo. Están a la espera del visto bueno de medio ambiente. En estos tres parques invertirán 119 millones de euros. Más información en edición impresa
«No sé lo que le p