La imagen de La Dolorosa será portada por costaleros

V.M.
-
Imagen de Nuestra Señora de los Dolores. - Foto: Rubén Serrallé

El paso, obra del escultor valenciano José Dies López y perteneciente a la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores, sustituye los varales y las ruedas para ganar en solemnidad

La programación del ciclo pasional en Albacete contempla este año muy pocas novedades en relación a 2018, tanto en itinerarios procesionales  como en imaginería, sin duda, uno de los principales cambios está vinculado a la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores, cuya imagen principales será portada a costal.
Su presidenta, Rosa María Sánchez González, confirma a La Tribuna de Albacete que la junta directiva decidió sustituir los varales o las ruedas de años anteriores y apostar por el traslado a hombros de los costaleros para dar mayor solemnidad al recorrido de la imagen por las calles de la capital.
La Dolorosa procesiona en la mañana del Jueves Santo, durante la tardes de Viernes Santo en el Santo Entierro y el Sábado Santo cuando visita el Asilo de San Antón y en todas ellas será portada «por 24 costaleros, tanto hombres como mujeres, lo que también constituye toda una novedad».
La imagen de Nuestra Señora de los Dolores fue realizada por el imaginero valenciano José Dies López en 1942, en el taller que instaló en la capital albacetense (una talla que puede verse actualmente en la exposición El renacer de la gubia en el Museo Municipal).
Rosa María Sánchez desvela que en la actualidad la Cofradía, una de las más antiguas de las que existen en Albacete, está integrada por un centenar de personas, aparte de la Banda de Cornetas y Tambores creada en 2018 y que agrupa a 25 miembros.
La presidenta de la Cofradía Nuestra Señora de los Dolores subraya considera que durante los últimos años se ha logrado realzar la Semana Santa de Albacete, tanto en cuestiones organizativas como en la solemnidad de todos los actos, aunque cree que siempre hay cabida para mejorar, «por ejemplo en darnos algo más facilidades en temas relacionados con los itinerarios procesionales».
Los distintos ensayos para preparar las procesiones se están llevLando a cabo en la seda de la Cofradía, situada en la calle Miguel Gómez de Legazpi, durante los sábado y los domingos.
«Cada costalero se reparte un peso de 30 kilos aproximadamente, ya que el peso del paso está en torno a los 650 kilos incluyendo el trono y el palio, además en esta ocasión la candelería que lucirá será de cera natural y la talla también portará una saya que se ha bordado en Málaga, en terciopelo de color burdeos y oro, una prenda que presentará el Viernes de Dolores», concluye.

(Más información en la edición impresa).