Solo uno de los acusados admite el robo en la casa de Mahora

M.O
-

Comenzó en la Audiencia el juicio por el asalto y robo en una vivienda de la población albacetense en mayo de 2017, aunque los autores no fueron detenidos hasta enero de este año

Solo uno de los acusados admite el robo en la casa de Mahora - Foto: G.C.

Arrancó en la Audiencia Provincial el juicio contra tres jóvenes acusados de ser los autores del asalto y robo a una vivienda de Mahora, asalto en el que maniataron y lesionaron a la mujer que moraba en la casa. Uno de los procesados está acusado también de un delito de abusos sexuales por haber hecho tocamientos a la mujer mientras los otros dos ladrones registraban el inmueble en busca de dinero y objetos de valor. El botín con el que se fueron de la casa no fue de gran alcance: Apenas 130 euros en efectivo, una caja fuerte que no tenía dinero, dos teléfonos móviles, varias piezas de joyería, una videoconsola y un reloj.
El robo se produjo la tarde del 2 de mayo de 2017, y los tres acusados que ayer declaraban ante los magistrados de la Sección Segunda de la Audiencia están en la cárcel de manera provisional desde que fueran detenidos. Se trata de A.S., senegalés de 33 años, A.F.F., español de 25 años, y A.F.F, de 23, también español. 
Ayer en el juicio solo uno de los tres acusados admitió haber estado en la casa de Mahora y, a su manera, dio una explicación acerca de lo ocurrido que no es exactamente lo mismo que sostiene la acusación. De hecho, excluyó a los otros dos acusados de la historia, y dijo que acudió a la vivienda «con dos gitanos de Valencia». Fue uno de los acusados de iniciales A.F.F. el que contó esa historia del robo, aunque según él no hubo un robo: «Habíamos ido el día anterior a esa casa a por cocaína, y volvimos al día siguiente parque la droga era mala, quería que me devolvieran el dinero». Según contó, como la mujer no quiso darle nada, decidieron llevarse lo que hubiera de valor, pero aseguró que no hubo violencia: «Fue cosa de 30 segundos», dijo, pero admitió que maniató a la víctima y le introdujo un trozo de tela en la boca para que no gritara. El fiscal le preguntó por qué cuenta ahora este relato y no lo hizo al ser detenido por la Guardia Civil ni tampoco lo hizo ante el juzgado que instruía el caso. En ambos espacios A.F.F. se negó a declarar. Dijo que no habló entonces «porque me estaban amenazando». El fiscal también le pidió explicaciones acerca de por qué había esperado al juicio para contar esa historia, y no había incluido esa declaración en la instrucción del caso antes.
Para este acusado pide la Fiscalía nueve años y 10 meses de cárcel más el pago de una multa. Para el oro acusado español, también de iniciales A.F..F., se piden ocho años y nueve meses de prisión por los mismos delitos, robo con violencia en casa habitada, lesiones y detención ilegal; para el tercer acusado, el senegalés A.S., se piden 10 años y 10 meses de cárcel más multa, al sumar también el delito de abuso sexual. Tanto éste como el otro acusado negaron haber estado nunca en la casa de Mahora. «Yo no he robado nunca, no me han pillado nunca robando nada, pueden mirar mis antecedentes», dijo el senegalés al tribunal. Sí admitieron estos dos acusados conocerse entre ellos, del barrio albacetense en el que vivían, pero defendieron su inocencia.

Más información en edición impresa