Los empresarios de Albacete no renuncian al centro logístico

M.O
-

El decálogo de FEDA para los partidos este año electoral incluye también menos impuestos y combatir la economía sumergida

Un momento de la intervención de Artemio Pérez. - Foto: José Miguel Esparcia

Que Albacete tenga al fin un centro logístico intermodal es un logro al que el tejido empresarial de la provincia no se resigna. De ahí que el decálogo de demandas a los partidos políticos de la Confederación de Empresarios FEDA incluya este punto. El decálogo, un compendio de medidas pensadas «para el desarrollo económico y social» de la provincia de Albacete, lo expuso este jueves el presidente de FEDA, Artemio Pérez, en la 42 Asamblea General de la organización, una asamblea a cuya clausura acudieron algunos representantes de las administraciones, entre ellos la consejera de Empresas del Gobierno regional, Patricia Franco.
El encallado proyecto para que Albacete tuviera una plataforma logística figura en el listado de demandas en el capítulo de infraestructuras a desarrollar, pero no es la única. FEDA considera prioritaria también la autovía A-32 hasta Jaén (con la mayoría de tramos en Albacete por desarrollar), la autovía que comunique la capital con Cuenca (en proyecto), y también alude a «agilizar la obra pública potenciando iniciativas público-privadas». La Confederación no se olvida de los polígonos de la capital y la provincia, y reclama que los políticos tomen nota de la necesidad de «mejorar sus infraestructuras y servicios».
El empresariado quiere también que la competitividad de las empresas, pymes y autónomos, pueda mejorarse con ideas como «mantener el proyecto Sherpa», conseguir más colaboración del Gobierno regional con la patronal castellano-manchega Cecam, aumentar los fondos para internacionalización y «confiar a las organizaciones empresariales» su gestión y aplicación. FEDA sugiere a su vez «implantar el modelo israelí de financiación público-privada» en nuevos proyectos empresariales, sin olvidarse del impulso al crowdfunding.
Las recetas de los empresarios pasan también por tener una administración que sea «agente facilitador», que cree condiciones favorables para el desarrollo de la iniciativa privada. En la Asamblea Artemio Pérez expuso demandas centradas en reducir impuestos, donde el presidente de FEDA explicó que abogan por «simplificar y reducir» el impacto fiscal para empresas y autónomos. Pérez habló a la vez de cómo los empresarios necesitan de la Administración una lucha constante contra la economía sumergida y el intrusismo, centrando la atención y la inspección «en las actividades ilegales».

El decálogo de demandas de los empresarios a las organizaciones que este año concurren a los procesos electorales también recogen medidas de apoyo a la inserción laboral de los jóvenes, el refuerzo de la Formación Profesional y la participación de las empresas en el proceso educativo, reducir costes de la Seguridad Social para empresas y autónomos, y también «avanzar en la reforma laboral». Literalmente los empresarios apuestan por «recuperar y potenciar» la negociación colectiva y el papel de organizaciones patronales y sindicatos, y «la puesta en marcha de medidas que favorezcan la movilidad de los trabajadores, su recolocación y la simplicidad en la contratación».