El resultado artístico de la Feria «decayó»

Pedro Belmonte
-

El Club de Abonados destaca sólo cuatro faenas importantes, las de Pinar, Emilio de Justo, Serrano y Castella

Pasaje de una faena de Enrique Ponce. - Foto: Rubén Serrallé

La junta directiva del Club Abonados Plaza de Toros de Albacete realizó un balance de la pasada Feria Taurina de Albacete, que ha hecho público mediante un comunicado de prensa, en el que felicita al público en general por su asistencia a la plaza durante todo el ciclo, a pesar de las inclemencias meteorológicas, sin embargo, en cuanto al resultado artístico lo califica de escaso, «este año ha decaído el resultado artístico, motivado por el mal juego de los astados, solo hemos visto faenas importantes en cuatro matadores, Emilio de Justo, Sergio Serrano, Rubén Pinar y Sebastián Castella, y algunos detalles individuales, como en Andrés Palacios, de los novilleros destacaremos a José Fernando Molina, sin alcanzar su actuación del año pasado. También aprobamos la faena del novillero Diego San Román, donde se notó que está cuajado, aunque falló con la espada», destacando la labor de los subalternos en líneas generales.
En el capítulo ganadero, el Club de Abonados considera que «hemos visto toros bien presentados pero descastados, algunos ilidiables, de 42 toros lidiados más tres devueltos, tan solo aprobaríamos con nota a cinco o seis, sin embargo, nos gustó las novilladas y su excelente presentación».
«Viendo los resultados -añaden- año tras año de algunas ganaderías fijas en nuestra Feria, deberían descansar y repetir las triunfadoras de años anteriores, haciendo hincapié que en el ciclo ferial caben una o dos corridas de las llamadas toristas». Los aficionados también reclaman una buena suerte de varas, temiendo que, de seguir así, se termine uno de los tercios más bonitos de la fiesta.
El Club de Abonados también valora al palco presidencial, dando un voto de confianza a Genoveva Armero, «para que siga en la línea que se ha marcado, por lo que los aficionados la aplaudimos para que no cambie la categoría y seriedad de nuestra plaza, sabemos de las presiones que tiene que soportar por parte de personas y entidades que no les interesa la tauromaquia, sino su beneficio particular», además añaden que «admitimos que es muy difícil contentar a público y aficionados a la vez, pero hay que ser serio y firme en las concesiones de los trofeos y reconocimiento de astados, si queremos que siga nuestra plaza con prestigio».

(Más información en la edición impresa)