scorecardresearch

Albacete-Sabadell, historias de éxitos y decepciones

C.G.
-

El equipo vallesano visitó el estadio Carlos Belmonte en cuatro ocasiones en los últimos 35 años, todas ellas en Segunda División

Hernán recibe una falta ante la mirada de Perico Alonso en el Albacete-Sabadell de 1985. - Foto: Jesús Moreno.

Los partidos entre el Albacete y el Sabadell no han sido frecuentes, más bien todo lo contrario, aunque los desenlaces de las temporadas en las que coincidieron dieron como resultado  grandes alegrías y decepciones para ambos.

Hasta ocho veces coincidieron blancos y arlequinados en el torneo de liga, todas en Segunda División y la mitad, por tanto, en el Carlos Belmonte.

El primer Albacete-Sabadell tuvo lugar en la temporada 1985-1986 y probablemente sea el más recordado por los aficionados más maduros. Los blancos acababan de ascender a Segunda División después de 24 años y habían comenzado la temporada con resultados irregulares.

En estas se presentó el equipo de Pedro María Uribarri, con un equipo plagado de jugadores excelentes como Capó, Serrat, Zunzunegui, Perico Alonso (que acababa de ganar la Liga con el Barça unos meses antes) o Merayo, lo que no fue óbice para que los de Julián Rubio pusieran tierra de por medio con un 2-0 (Silos, a los 42 minutos, y Merino, a los 47) que parecía encarrilar la contienda.

Pero en ocho minutos, del 75 al 83, llegó la gran sacudida en forma de tres expulsiones con las que el onubense Abilio Caetano Bueno expulsó, sucesivamente, a Paco Gómez, Emiliano y Botella, dejando a los locales con ocho jugadores, por mucho que el visitante Saura también viera el camino del vestuario a los 83 minutos. La resultante fue que el Sabadell empató con goles de Merayo y Palanca, este en el descuento, que dio lugar a un gran escándalo en el graderío.

(Más información en la edición impresa o en la APP https://latribunadealbacete.promecal.es)