El Constitucional decidirá sobre la liquidación de Mazacruz

M.O
-

El abogado de la viuda del marqués de Larios solicitó amparo al alto tribunal tras la decisión del TSJ madrileño que anuló el laudo que disolvió la sociedad

El Constitucional decidirá sobre la liquidación de Mazacruz - Foto: Rubén Serrallé

El Tribunal Constitucional tendrá que manifestarse de manera definitiva acerca del litigio pendiente en torno a la gestión y administración del patrimonio que el fallecido marqués de Larios dejó en la firma Mazacruz Sociedad Limitada, patrimonio que es todavía cuestión de discrepancias entre Carlos Gutiérrez Maturana, hijo del marqués, Bárbara Kalaschnikov, segunda esposa del marqués, y sus dos hijas, Bárbara y Cristina. 
El litigio entre las partes acumula ya años de historia. La novedad es que la firma de abogados Cremades, en representación de las hijas y la viuda del marqués, ha presentado ante el Constitucional un recurso de amparo para dejar sin efecto la decisión del Tribunal Superior de Justicia de anular el laudo arbitral que ordenó la disolución de la sociedad y el reparto equitativo del patrimonio conforme al accionariado. En abril de 2017 un árbitro había ordenado el reparto, de un patrimonio que alcanzaría los 610 millones de euros, y que tiene que ver con la finca en Albacete de la familia. Entonces las participaciones estaban en un 28% en manos del hijo del marqués; el 72% restante son participaciones de la viuda y las hijas del marqués.
La decisión sobre ese reparto no era firme, y no llegó a ejecutarse.  En febrero de 2018, menos de un mes después, la sala de lo Civil y Peal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid atendió el recurso de la representación de Carlos Gutiérrez Maturana para decir que ese laudo no estaba suficientemente motivado, y que «no daba respuesta a todas las cuestiones planteadas en el arbitraje». Ante esa vuelta atrás, los abogados de la otra parte anunciaron también un recurso de amparo que es el que ahora el Constitucional ha admitido a trámite, año y medio después de estar presentado. 
Para Bernardo Cremades, del despacho que lleva el recurso, la admisión a trámite es ya síntoma de por dónde puede ir la decisión posterior: «Es importante que se admita porque es rarísimo que se acepten estos recursos de amparo en el Constitucional».