Gasol valora no acudir a Río

AGENCIAS
-

El catalán considera que el virus del Zika podría ser un riesgo para la salud de los deportistas

ESPAÑA - LITUANIA - Foto: Juan Carlos Hidalgo

Pau Gasol, jugador de la selección española, levantó ayer la voz de alarma respecto al virus Zika en Brasil, explicando que «la situación tiene gravedad suficiente» como para que algunos deportistas se estén planteando acudir a los Juegos Olímpicos, confirmando que él mismo está «valorando» la posibilidad de no asistir a la competición por los riesgos que entraña la enfermedad.
«La situación tiene gravedad suficiente y el desconocimiento es grande. Hay disparidad entre 150 expertos y algunos piden que los Juegos se muevan o se pospongan. Por mucho que haya palabras tranquilizadoras, hay un debate. Yo lo estoy valorando como cualquier otro atleta o persona que se encuentre en mi situación», explicó el internacional.
Además, el catalán indicó que no le extrañaría que algunos deportistas decidieran no participar para no poner en riesgo su salud ni la de sus familiares. «Es una situación bastante delicada», añadió el pívot, que pidió que «tanto los comités olímpicos nacionales como las organizaciones de salud mundiales informen al 100 por 100 y con la mayor claridad posible».
El de Sant Boi pidió que se anteponga se anteponga la salud de los deportistas y también la de los aficionados y familiares que se desplacen a Río. «Estoy siendo bastante proactivo para que se dé a conocer toda la información posible. Me siento responsable de concienciar e informar de algo de lo que no estamos hablando lo suficiente y que es bastante desconocido por regla general», apuntó.
En ese sentido, advirtió de que los Juegos «pueden ser una oportunidad para que este virus se propague», pero también otras enfermedades. «Tampoco se habla del virus del Dengue, que ha multiplicado su número de infecciones en un 320 por ciento», subrayó.
En el plano puramente deportivo, Gasol resaltó que para la selección española, doble subcampeona olímpica en Pekín y Londres, «el objetivo siempre es competir e ir a darlo todo con máximo ilusión y humildad posible, pero con mucha ambición».
 «Vamos a trabajar desde el primer día para estar preparados para cuando llegue el campeonato. Estados Unidos siempre son los grandes favoritos. Es muy difícil, pero imposible no hay nada en la vida», reconoció, antes de comentar el estado físico de su hermano. «Marc esta intentando recuperarse, viendo si puede llegar o no, pero a día de hoy es muy pronto para saberlo», valoró.

planes de futuro. Por otro lado, Gasol explicó que su «futuro pinta bien» en la NBA, donde encara «con bastante incertidumbre» la apertura del mercado de fichajes fijado para el 1 de julio, explicando que no descarta continuar en los Chicago Bulls, pero que valorará todas las opciones antes de firmar el que «posiblemente» sea su «último contrato como jugador profesional».
 «Mi futuro pinta bien, afortunadamente. Con bastante incertidumbre porque el 1 de julio empieza el proceso en el que los equipos pueden contactar conmigo y, a partir de ahí, veremos el interés de diferentes franquicias, podremos valorar proyectos y tomar una decisión en el tiempo que yo necesite», resaltó.
 En esa línea, remarcó que en los últimos tiempos «la campeonato americano ha crecido mucho y los topes salariales también», por lo que «va a haber bastante capacidad de ofrecer grandes contratos» y lo debe «tener en cuenta».
«Será importante la ilusión que me transmita el equipo interesado y que yo comparta esa ilusión», reflexionó, reconociendo que «San Antonio es un equipo interesante para cualquier jugador».
No obstante, aclaró que «para nada» descarta seguir en Chicago. «Lo deportivo y lo competitivo será importante, al igual que la longitud, porque posiblemente sea mi último acuerdo como profesional. La calidad de vida de la ciudad donde vives también es algo a valorar», concluyó.