La Diputación supera los 160 convenios con otras entidades

A.G
-

El Presupuesto ya tiene carácter definitivo e incluye un nuevo aumento de los acuerdos directos con los ayuntamientos y las asociaciones, cuyos fondos se distribuirán tras pasar por el Pleno

Imagen de archivo del Pleno en el que se aprobaron los Presupuestos. - Foto: Rubén Serrallé

Tras superar el plazo de exposición pública, el Presupuesto de la Diputación de Albacete para 2020 (aprobado en Pleno el pasado 14 de febrero) tiene ya carácter definitivo desde el pasado lunes. Con ello, la entidad provincial deja de disponer de fondos de las partidas prorrogadas de las cuentas de 2019 y puede actualizar su funcionamiento económico, así como activar nuevas inversiones y líneas de ayudas, probablemente cuando concluya la suspensión de plazos administrativos decretada por el estado de alarma.
Como ya informó La Tribuna, el montante total de las cuentas de la Diputación, equilibradas en ingresos y gastos, asciende a 110,8 millones de euros. La cantidad asciende a poco más de 121 millones al incluir a organismos dependientes: Organismo Autónomo de Gestión Tributaria (8.562.000), Instituto Técnico Agronómico Provincial (3.024.486), Instituto de Estudios Albacetenses (629.361) y Fundescam (199.636).
De las propias cuentas de la entidad, cabe recordar que el gasto de personal supone el 53,6% del gasto, con más de 59 millones, una cantidad sobre la que varios portavoces llamaron la atención y emplazaron a moderar. Dentro de ese apartado, las retribuciones e indemnizaciones de los órganos de Gobierno suman un gasto previsto de 1.184.000 euros, por 1.277.000 del personal eventual vinculado a ellos.
Mientras, el capítulo de transferencias es uno de los que más atención despierta en entidades públicas y privadas de la provincia, ya que recoge las aportaciones de la Diputación para contribuir a sus gastos de actividad e inversiones. El capítulo de las corrientes asciende a 20,2 millones, casi un 25% más que en el Presupuesto inicial de 2019 (aunque éste se amplió posteriormente con remanentes).
Entre esas aportaciones, sube un año más el número de convenios directos con otras entidades, como ayuntamientos, asociaciones o grupos comárcales. Son ya 162, han crecido aproximadamente un 60% en cinco años y suponen aproximadamente el 67% de los 11 millones de euros que la Diputación destinará a subvenciones. Mientras, las convocatorias abiertas de ayudas son en torno a una treintena (la mayoría en concurrencia competitiva), con la previsión de que el número de beneficiarios sea mayor al de los convenios, aunque con una cuantía unitaria inferior.

Los acuerdos de mayor cuantía son los que la Diputación mantiene con la Junta para colaborar en el Plan de Empleo regional (4,7 millones de euros) o el campeonato de deporte escolar (300.000). También destacan, un año más, los de asociaciones del ámbito sociosanitario, como Asprona (255.000), Cáritas (155.000) o Cruz Roja (125.000).
El capítulo de inversiones, otro de los que más afectan a otras entidades, suma algo más de 14 millones (12,6% del total). De momento, no incluye un Plan de Obras y Servicios (POS) para municipios, aunque el equipo de Gobierno confía en poder desarrollarlo con remanentes de tesorería, opción que dependerá de que no se incumpla la regla de gasto que impone Hacienda. 
Sí hay contemplado un POSpara carreteras provinciales, dotado con casi 1,7 millones de euros y, por el momento, la principal inversión serán las actuaciones para la transición energética en municipios, financiadas por varias administraciones y para las que se consignan 6,2 millones.