Los bomberos forestales exigen ser personal laboral

C.M.
-

Los sindicatos USO y CNT denunciaron que «CCOO y UGT prefieren firmar un convenio de empresa, cuando tenemos uno sectorial, que es un retroceso porque vende a los trabajadores»

Los bomberos forestales exigen ser personal laboral

La Plaza de Zocodover ha sido el lugar elegido por los sindicatos USO y CNT para reivindicar los derechos de los trabajadores de Geacam -empresa pública de Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha- por considerarse «un servicio público encubierto» que, en palabras de la presidenta del Comité Intercentros, está íntimamente relacionado «con el negocio del fuego» que «debe acabar» y que tiene que ver con «los medios aéreos y con la malversación de fondos de ciertas personas que se llenan los bolsillos con esta profesión».
Por ello, y ante lo que es una realidad, Marian Blasco enumeró cada una de las reclamaciones de un colectivo que considera que «ser personal público 100%» cerraría definitivamente la puerta «a las privatizaciones, a las subcontratas, y a las derivaciones de servicios desde empresa pública». Con el objetivo de lograr «el reconocimiento de una categoría profesional» reglada por decreto», la portavoz de los trabajadores fue explícita al asegurar que quieren «ser bomberos forestales en nuestras nóminas, que se refleje en un código y en unos derechos que van de la mano de los accidentes laborales y de las  jubilaciones anticipadas» ya que, sentenció, «tenemos un colectivo envejecido».
Así, e insistiendo en reclamar a «los políticos que dejen de mentirnos y de utilizarnos con fines políticos», Blasco exigió a la Junta la creación de «una agencia pública que coordine y controle todo lo relacionado con el medio natural y prevención y con la extinción de incendios», y una «contratación al 100% porque, año tras año, nuestro servicio es mermado» al «no convocarse la totalidad de las plazas desiertas» que, claro está, no dejan de ser «amortizaciones encubiertas».
Sobre las «mentiras» mantenidas por la Administración regional, la presidenta del Comité Intercentros tuvo a bien recordar que «la agencia pública debe ser un ente potente al servicio público», y que es posible reconocer la categoría profesional «porque compañeros de otras comunidades autónomas lo han logrado». De hecho, «lo han logrado a través de legislación porque hay maneras de hacerlo».
Y puesto que la respuesta de la Junta es «nula» en torno a esta reivindicaciones, Blasco reiteró que «un servicio público beneficia y es amortizable» y, sobre todo, «evita privatizaciones y malversación de fondos que, desde luego, no sabemos dónde van».
¿Dónde está ccoo y UGT? Marian Blasco aprovechó la movilización para evidenciar «algo muy llamativo» significado en la ausencia de los sindicatos CCOO y UGT. Y lo hizo afirmando que «en este momento se está negociando un convenio de empresa, cuando tenemos un convenio sectorial, que va a suponer un retroceso porque es vender a los trabajadores». No en vano, añadió, estos sindicatos han sido invitados a una movilización que recoge reivindicaciones comunes a todo el colectivo nacional y «no han venido».
Ante ello solicitó a los aludidos «que nos digan a la cara que prefieren firmar un convenio de empresa, y vender a los trabajadores, antes de que esto sea un servicio público 100%», exigió que «nos digan por qué en otras comunidades se llenan la boca diciendo que somos un servicio público y en Castilla-La Mancha quieren firmar un convenio de empresa».
La portavoz, una vez emitidas sus peticiones, señaló que al colectivo que representa le «gustaría que nos respondieran porque es muy doloroso que CCOO y UGT vendan a los trabajadores» y que «nos utilicen políticamente» para fines e intereses partidistas. Finalizó advirtiendo, Marian Blasco, que «cómo este convenio de empresa se firme antes de las elecciones» se demostrará «sus fines políticos y que nos quieren vender para conseguir votos». Eso a pesar de que los sindicatos que demandan el convenio sectorial son mayoría en el Comité.