La afición espera al Alba de Huesca

J.L. Royo
-

El equipo de Ramis regresa al Carlos Belmonte tras la victoria del miércoles con la intención de vencer al Málaga y lavar la mala imange del choque ante el Tenerife.

Zozulia pugna con un rival durante el último partido en casa. - Foto: José Miguel Esparcia

El Albacete Balompié recibe esta tarde-noche al Málaga en un encuentro en el que la gran duda es qué versión ofrecerá el equipo de Luis Miguel Ramis, que suma tres victorias y tres derrotas en las seis jornadas disputadas hasta el momento.
El ridículo realizado por el equipo en su último partido en casa el pasado domingo ante el Tenerife parece haber quedado enjuagado con el buen encuentro y la victoria lograda por los manchegos en su visita al campo del todopoderoso Huesca, donde logró tres puntos importantes, a la vez que sanadores taras el bochorno ante los insulares.
El equipo ha ofrecido dos caras a lo largo de la temporada, la de un conjunto endeble en defensa y romo en ataque, que salió derrotado de Almería, Gijón y humillado por el Tenerife en su propia casa; y el cuadro serio, bien posicionado y efectivo que venció en La Coruña y Huesca.
El arranque de temporada del Alba no es malo, ni mucho menos. De hecho, los nueve puntos en su casillero le colocan cerca de las posiciones de privilegio, pero lo que preocupa son las sensaciones que ha ido dejando el equipo a lo largo de estas seis jornadas. Salvo en Huesca, donde realizó un gran primer tiempo y ya tuvo ocasiones para haber obtenido mayor renta, lo cierto es que el Albacete de esta temporada no ilusiona.
La luz se encendió el miércoles de la mano, entre otros, del debutante Manu Fuster. El mediapunta valenciano, inédito hasta la sexta jornada, no solo se estrenaba como jugador del Albacete, sino también en el fútbol profesional y su presentación no pudo ser más estelar. A los 30 segundos ya había provocado un penalti, que a la postre serviría para dar la victoria al Alba, y en la primera parte generó e hizo generar más peligro al equipo que en las cinco jornadas anteriores.
La aparición de Fuster, junto con un doble pivote formado por Eddy Silvestre y Olabe, junto al gran momento de Susaeta, permitieron ver a un Alba diferente, más vertical y con mayor peligro.
Y eso es lo que quiere ver la afición tres días después. Por ello, es más que probable que Ramis repita el once del miércoles a pesar de ser una semana de tres partidos. En este sentido, el Albacete solo tiene la baja de Gorosito, que sigue con infección en un dedo del pie.

 

(Más información en la edición impresa)