La doble discriminación de las mujeres con discapacidad

La tribuna
-

En lo que va de año se han destinado cerca de 220.000 euros a la prevención de la violencia de género hacia las mujeres con discapacidad y a la lucha contra la discriminación múltiple.

La doble discriminación de las mujeres con discapacidad

lt / toledo
La consejera de Igualdad, Blanca Fernández, ha manifestado el apoyo del Gobierno regional al colectivo de las personas con discapacidad para garantizar el ejercicio de sus derechos y en condiciones de igualdad con el resto de la ciudadanía, y en particular los de las mujeres con discapacidad que sufren discriminación múltiple por ser mujeres y por tener discapacidad.
Así lo ha reiterado en una reunión mantenida esta semana con la presidenta del Comité Español de Representantes de personas con Discapacidad (Cermi) Castilla-La Mancha, Cristina Gómez, y una representación de la Junta Directiva de esta entidad, en la que también estuvo presente la directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Pilar Callado. 
«Hemos mantenido una reunión muy productiva porque hemos podido hablar de la discriminación múltiple que sufren las mujeres con discapacidad, que si además viven en una zona rural con pocos servicios o escasas infraestructuras esa discriminación se hace una carga aún más pesada», ha explicado Fernández al respecto.
Especial atención han destinado a la situación de las mujeres con discapacidad, que sufren doble discriminación por ser mujeres y por tener discapacidad, como lo vienen demostrando relevantes estudios que acreditan esta múltiple discriminación en el acceso al ejercicio de derechos básicos.
Algunos datos ilustrativos los aporta el Informe Olivenza 2017, según el cual, en España la tasa de mujeres con un nivel formativo superior es del 38,9%, mientras que esta misma tasa para las mujeres con discapacidad es de un 17,1%.   
Otro dato significativo son las situaciones de vulnerabilidad y pobreza: el 15,7% de las mujeres con discapacidad se encuentra en situación de pobreza extrema y el riesgo de pobreza afecta al 32,7% de las mujeres con discapacidad. Ambos factores conllevan una situación de precariedad y de escasa participación social.
 Otro dato que apunta a esta doble discriminación lo indica la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer, que concluye que, en cuestiones de violencia de género, un 16,1% de las mujeres con discapacidad sufre violencia física severa por parte de alguna pareja o expareja en algún momento de su vida, cifra 6 puntos por encima de las mujeres sin discapacidad.
En ese sentido, la consejera de Igualdad les ha informado que en lo que va de año, el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha ha concedido 44.130 euros en ayudas específicas a diversas entidades para la prevención de la violencia de género hacia la mujer con discapacidad, y otros 175.000 euros más a la lucha contra la discriminación múltiple por razón de género y discapacidad.
La consejera portavoz manifestó a los representantes del Cermi Castilla-La Mancha la disposición del Ejecutivo que preside Emiliano García Page para seguir trabajando a favor de la inclusión y el empoderamiento de las personas con discapacidad y su disposición a hacerlo con el Cermi. «Creo que la colaboración con el Cermi esta legislatura va a ser muy intensa y desde luego las personas con discapacidad y las mujeres con discapacidad van a seguir contando con el compromiso del Instituto de la Mujer porque la discriminación es mucho mayor cuando se trata de mujeres», concluía Blanca Fernández.