Las lluvias de 2018-2019 apenas dejan huella en Albacete

E.F
-

A pesar de todos los fenómenos extremos y los registros históricos de precipitación, el estado de los pantanos mejoró muy poco y el nivel de humedad del terreno tampoco logró remontar

Pantano de la Fuensanta, en Yeste - Foto: R.S.

El año hidrológico 2018-2019 terminó ayer. En 12 meses, se batieron varias marcas de precipitación, con episodios muy concentrados y extremos y, sin embargo, los volúmenes de agua embalsados y el nivel de humedad del terreno son menores, esto es, los recursos disponibles son menores.

Esta paradoja se explica por tres razones:primero, llueve casi lo mismo, pero los días de lluvia son menos frecuentes; segundo, la escorrentía de los fenómenos extremos es muy fuerte, así que el terreno se ‘empapa’ menos y, tercero, las altas temperaturas intensifican la evapotranspiración de las plantas.

Según la Aemet, el otoño de 2018 registró precipitaciones un 50% mayores de lo habitual en la zona sudeste de la provincia, en especial en la comarca de los Campos de Hellín. Noviembre fue el mes más lluvioso, con registros un 300% por encima de la media en una zona que abarca parte de las provincias de Albacete, Granada y Murcia.

(Más información en la edición impresa)