El 'parking' de las Lagunas será de pago dos meses y medio

A.G
-

El nuevo reglamento municipal fija exenciones del pago para residentes y trabajadores del Parque

Zona de aparcamiento habilitada en la laguna Salvadora. - Foto: RUEDA VILLAVERDE

Una vez transcurrido el pertinente plazo de exposición pública, ya tiene carácter definitivo el reglamento del servicio de estacionamiento regulado en las Lagunas de Ruidera que el Ayuntamiento de Ossa de Montiel aprobó recientemente. Ese texto viene a regular el uso de las zonas de estacionamiento que la Junta de Comunidades habilitó el pasado año, quedando después su gestión en manos del Consistorio oseño. 
Se trata, en concreto, de dos explanadas habilitadas en el entorno de las lagunas Salvadora ySanto Morcillo, que se consideran «un instrumento adecuado para conseguir un uso equitativo de los espacios disponibles para estacionar dentro del Parque Natural  y favorecer la fluidez del tráfico rodado». Para ellas, el Consistorio ya aprobó en el mandato anterior las tasas a pagar por los usuarios (dos euros en días laborables, tres en festivos y cinco para autobuses), pero quedaban aspectos por regular, a las que se espera dar solución con este reglamento municipal.
Entre ellos, el periodo del año en que se establecerá el pago por uso, que queda ahora fijado en dos meses y medio, coincidiendo con la temporada alta de visita a las Lagunas de Ruidera (de 9 a 20 horas, los días del 15 de junio al 31 de agosto). Además, queda fijado que las plazas de aparcamiento estarán numeradas y la obligación de incluir sistemas informativos  que indiquen el calendario y horario en el que será vigente el servicio  y el tipo de estacionamiento.
El Consistorio o empresa concesionaria deberán contratar al personal encargado de gestionar el cobro de la tasa y expedir los tickets acreditativos. El pago se efectuará a la entrada, en metálico o con tarjeta de crédito, abriéndose la puerta a incorporar el abono a través de dispositivos móviles o página web.
Otro aspecto reseñable del reglamento es que establece un régimen especial para residentes en Ossa de Montiel y trabajadores del Parque Natural.

(Más información en edición impresa)