Un 13% de los jóvenes se inicia en el tabaco con la cachimba

T.R
-
Dos jóvenes fuman en la calle mientras miran sus teléfonos móviles. - Foto: Javier Pozo

Casi el seis por ciento de los alumnos de Primero de la ESO consumen cigarrillos de forma habitual varias veces al mes

El 5,8% de los adolescentes de Primero de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) consume cigarrillo convencional de forma habitual varias veces al mes, y un 13,3% consume tabaco en pipa de agua. Así se desprende de los resultados de la encuesta realizada a 967 escolares de entre 13 y 16 años escolarizados en el primer nivel de la ESOque durante el curso escolar pasado participaron en la provincia en el programa de prevención del tabaquismo Clase Sin Humo, y cuyos datos fueron presentados por Susana Morena Rayo, en representación del Grupo de Abordaje del Tabaquismo de la Sociedad Castellano-Manchega de Medicina Familiar y Comunitaria (Scamfyc)a la jornada nacional del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo de Toledo.
La doctora Morena Rayo, que se mostró satisfecha por este reconocimiento, destacó el inicio precoz en este hábito y que el consumo de tabaco entre los menores se concentre mayoritariamente a estas edades se centra en las nuevas formas emergentes como es la cachimba (tabaco de pipa) y los cigarrillos electrónicos.
En el casi millar de estudiantes encuestados se observó que la proporción de chicas fumadoras de cigarrillo convencional fue mayor, casi el doble, que la de chicos, mientras que en el consumo de cachimba no hubo diferencias por sexo. La edad media de inicio en el consumo es de 13,3 años, «discretamente inferior a la edad media de inicio nacional según la última Encuesta Estudes que es de 14 años, lo que hace que en Castilla-La Mancha tengamos que esforzarnos por extender medidas de prevención de consumo de tabaco en jóvenes y realizar impactos en los medios de comunicación informando sobre estos temas para concienciar a la población», señaló la responsable del Grupo de Abordaje del Tabaquismo en la Scamfyc.
En cuanto a la experimentación con diferentes formas de tabaco que realizan los escolares de Primero de la ESOentrevistados, el resultado obtenido es que a estas edades es considerable la proporción de jóvenes que prueban los nuevos dispositivos de consumo de tabaco: el 16.3% han probado ya el cigarrillo convencional y más del 20% han probado la pipa de agua y el cigarrillo electrónico, lo que podría estar en relación con la percepción que tienen los jóvenes de menor riesgo de los nuevos dispositivos de consumo de tabaco. En cuanto al cigarrillo electrónico se observa que hubo una mayor proporción de chicos que lo habían probado.

(Más información en edición impresa).