Juzgan a los detenidos por tener plantaciones de marihuana

Josechu Guillamón
-

La Fiscalía solicita para el principal imputado cinco años de cárcel y multa 1.500.000 euros, por los cultivos de cannabis que tenían en dos naves de Campollano y una de Villarrobledo

Imagen del día de la redada, en la que empleados municipales trituran plantas de marihuana. - Foto: Rubén Serrallé

El Juzgado de lo Penal 2 sentará en el banquillo de los acusados el próximo lunes a 12 individuos, de nacionalidad vietnamita, que se enfrentan a penas de hasta cinco años de prisión, por tener plantaciones de marihuana en dos naves del Polígono Industrial Campollano de la ciudad y en otra de Villarrobledo.
Según el escrito de acusación de la Fiscalía, como consecuencia de las investigaciones llevadas a cabo por funcionarios del Grupo 3° de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Albacete, se puso de manifiesto que, los acusados, todos ellos nacidos en Vietnam y en situación irregular en España, a excepción de uno de ellos, con nacionalidad británica, desde al menos el mes de enero de 2019 hasta la fecha de su detención acaecida el 17 de junio de 2019, formaron parte de un grupo dedicado, de manera concertada, al cultivo intensivo de plantas de cannabis sativa (marihuana) con la intención de destinar el producto de las mismas a su venta a terceros.
El cabecilla. El acusado de nacionalidad británica, T.D.N., lideró el grupo en unión de otra persona que se encuentra en paradero desconocido, siendo el encargado de contactar con los arrendadores de las naves industriales donde llevar a cabo la referida actividad ilícita, cerrar el contrato de alquiler y afrontar el pago anticipado de las mensualidades en efectivo, siendo su labor la de supervisión de las naves y plantaciones y la de compra del material para instalación y mantenimiento de las mismas. 
El resto de los procesados realizaban diferentes funciones, perfectamente repartidas, por lo que además de imputárseles un delito de tráfico de drogas, también se les imputa otro de pertenencia a grupo criminal y otro de defraudación del fluido eléctrico, ya que los procesados tenían un complejo sistema por el cual no pagaban luz, al estar enganchados a la red general.
El 14 de junio de 2019 se acordó la entrada y registro en las citadas naves y en la casa del cabecilla del grupo, que se encontraba en Los Alcázares (Murcia).
En una nave se encontraron 844 plantas de marihuana, en otra 720 plantas y en una nave de Villarrobledo 744 plantas.