"Los ciudadanos tienen sensación de inmovilismo"

TERESA ROLDÁN
-
"Los ciudadanos tienen sensación de inmovilismo" - Foto: Rubén Serrallé

Delfín Córcoles, candidato de Vox a la Alcaldía, tiene 44 años, está casado y tiene dos hijos, es director financiero y trabaja en una empresa en la localidad de Hellín. Nació en la capital pero se crió y vive en Tobarra. Llegó al PP con 18 años.

Delfín Córcoles, candidato a la Alcaldía por Vox, desembarca en esta nueva hazaña política tras militar durante años en el Partido Popular de su localidad natal, Tobarra, donde llegó a ser concejal en la corporación municipal de 2007 a 2011. Su desencanto con este partido le llevó a integrarse en las filas de la nueva formación política de Vox y ahora liderar la lista a las Elecciones Municipales en el Ayuntamiento de Albacete, donde tienen grandes aspiraciones para el próximo 26 de mayo. 
¿Cómo surgió la idea de encabezar la candidatura de Vox a la Alcaldía de Albacete? 
La verdad es que nunca me lo hubiera planteado. Me lo propusieron, me costó mucho tomar la decisión, pero al final me decidí, porque en Vox somos un partido de valientes y no he querido defraudar las expectativas, ni a mi partido, ni a la gente de Vox. 
¿Militaba antes en algún otro partido y desembarcó en Vox por una cuestión de desencanto?
Sí, yo soy de Tobarra, lugar donde resido, aunque trabajo en Hellín, y siempre estuve ligado al Partido Popular en mi pueblo. La primera vez que tuve una responsabilidad en el PPfue en 1993 con 18 años recién cumplidos donde estuve de interventor por los populares. Desde esa fecha estuve colaborando con el PP, y en el mandato 2007-2011 me presenté como candidato en esas elecciones y salí elegido como concejal en Tobarra. Pasado ese período me desencanté del PP y me aparté de la vida activa política, y me quedé en segunda o tercera línea, hasta que surgió Vox. Cuando este nuevo partido se presentó públicamente ese mismo día me afilié, porque Vox es el partido que representa mis ideas políticas. En el PPen el tiempo que estuve yo creía que había posibilidades de defender las ideas que ahora defiende Vox, pero no fue así. 

(Más información en edición impresa)