Doble estreno de la almanseña Sonia Megías en Madrid

Emilio Martínez
-

La autora e intérprete acumula varios proyectos más a pesar de la pandemia que ha suspendido otros

La almanseña Sonia Megías forma Dúa de Pel con la albacetense Eva Guillamón. - Foto: Carlos Paverito

Sembrar para recoger. Es lo que le acontece a una de las más prolíficas compositoras, además de multi-instrumentista, que ya suma en su vasta trayectoria profesional un importante número de creaciones de corte clásico pero vanguardista estrenadas con éxito. La música de la almanseña, que también junto a la albaceteña Eva Guillamón forman Dúa de Pel con otro tipo de melodías, volvió el pasado sábado al Museo Reina Sofía de Madrid, donde ya estrenó otras composiciones hace casi un año, como autora de diez arreglos para corales que le encargó entonces la pinacoteca. Y para el próximo día 10 de diciembre se estrenará en la Casa de América SoLnatina, otra de sus creaciones, en este caso para piano.
Satisfecha de la acogida en el Auditorio del Reina Sofía de sus Canciones de la guerra contemporánea, basada en canciones populares y textos del pensador situacionista francés Guy Debord, con duras críticas a la sociedad de su época que aún siguen vigentes, la almanseña explica a La Tribuna que este encargo ha sido un trabajo complejo: «Tuve que hacer arreglos corales de esas canciones con las letras de este intelectual y buscar a los coros que las cantaran. De modo que hablé con las directoras y directores de los coros Malvaloca, Voces de Ida y Vuelta y Corofón y es verdad que la interpretación quedó muy bien». Además, el Museo grabó el concierto en vídeo y pronto se podrá ver.
El nombre de Sonia volverá a estar de actualidad en los ambientes musicales de la capital de España próximamente, ya que el 10 de diciembre hay una cita programada con el estreno del la ‘Solnatina’ –el nombre se debe a que es una sonatina para piano escrita en el tono de sol- en el magnífico escenario de la Casa de América. Por cierto que esta obra, con un amplio recorrido,  tiene una connotación muy especial para su autora -que la compuso en sus tiempos de estudiante hace algo más de tres lustros con sólo veinte años- y le trae muchos recuerdos.

(Más información en la edición impresa).