El edil de Cs en Caudete presentó su renuncia al acta

A.G
-

José Vicente Alagarda anunció su intención de dimitir «por falta de motivación» en un Pleno donde se aprobaron los polémicos salarios y que también acordó destinar parte del remanente a cancelar deuda

José Vicente Alagarda, concejal de Cs, en una imagen de archivo. - Foto: José Miguel Esparcia

Un largo y tenso Pleno sirvió en la noche del jueves para aprobar los tres puntos que el equipo de Gobierno de Caudete había llevado al orden del día. Entre ellos, la polémica propuesta de liberaciones para los ediles con áreas delegadas, tras cuyo debate el concejal de Ciudadanos, José Vicente Alagarda, anunció su intención de renunciar al acta y abandonar la Corporación.
Alagarda confirmó a La Tribuna que ayer mismo registró un escrito de renuncia en el Consistorio y explicó que esa decisión obedece a «motivos personales y falta de motivación para continuar en política». De esta forma, el edil no llegaría prácticamente a cobrar el sueldo aprobado el jueves (ya que formaba Gobierno junto a los ocho concejales del PP) y queda en el aire tanto la continuidad de ese acuerdo como la del pacto de Gobierno, a falta de conocer qué candidato de la formación naranja le suple y su postura al respecto. En principio, esa sustituta sería la segunda de la lista, Josefina Albertos, de no producirse renuncias.  
En cuanto al punto de la discordia, cabe recordar que la propuesta del equipo de Gobierno fue la de liberar, de forma total o parcial, a los nueve ediles, de forma que todos ellos percibiesen un salario mensual. En cifras brutas, estos irían desde los 45.000 del alcalde a los 7.344 que cobrarían los concejales con menor jornada.
Los tres grupos de la oposición (PSOE, Unidas por Caudete y Coalición de Centro Democrático) criticaron con dureza esa propuesta, una vez que llegó la semana pasada a la Comisión Informativa correspondiente, calificando al del PP y Cs «como el gobierno más caro de la historia de Caudete». Ahí se abrió un cruce de comunicados, en el que el PP aseguró que las retribuciones habían sido superiores en anteriores mandatos socialistas e incluso indicó que iba a estudiar «acciones legales» contra esos grupos por difundir la propuesta. 
Por otro lado, sí se aprobó por unanimidad un expediente de modificación de créditos, con el que se incorporan 101.000 euros del remanente de tesorería para cancelar el capital restante en un préstamo que vencía en 2021. El regidor, Moisés López, aseguró que esa amortización fue posible merced al cierre en positivo del ejercicio de 2018, lo que calificó como«buena gestión» con la que se podrá aumentar la partida de inversiones en 2020. 

(Más información en edición impresa)