El Fondo Turístico se revisa para implicar a todo el sector

M.M.B.
-

El Ayuntamiento de Alcalá del Júcar planteó a las empresas de hostelería y restauración que aportasen 0,50 euros al mes por plaza para mejorar los servicios públicos de la localidad

Vista panorámica del municipio de Alcalá del Júcar, un cartel da la bienvenida a los quienes llegan a la localidad. - Foto: Rubén Serrallé

Sin capacidad para imponer una tasa de pago obligatorio, pero decididos a tener ingresos extras con los que mejorar los servicios y atender mejor a la ingente cantidad de turistas que reciben en determinados momentos del año, el Ayuntamiento de Alcalá del Júcar creó un fondo de aportación voluntaria.
El planteamiento es que las empresas turísticas de la localidad aportasen a este fondo 0,50 céntimos al mes por plaza de alojamiento o de restauración. La idea era con estos ingresos, unos 1.000 euros al mes, pues estiman que Alcalá del Júcar tiene un millar de plazas para dormir y otras tantas para comer, poder dar un mejor servicio de limpieza viaria o cuidado de zonas verdes.
La idea parece coherente, sin embargo, el llamado Fondo Turístico, Social y Cultural no ha llegado a cuajar. Su alcalde, Pedro Antonio González, admite que si bien la creación de este fondo fue respaldada por los implicados, a la hora de nutrirlo no todas las empresas han respondido por igual, por eso se mostró dispuesto a «redefinirlo». 
«Tendremos que estudiar su funcionamiento, quizás estaría bien mancomunar la toma de decisiones y que las propias empresas participen en la decisión de a qué se va destinar ese dinero», opinó el alcalde, que insistió en la conveniencia de su existencia, «Si un empresario se gasta un dineral en promocionar su establecimiento y lograr que los turistas vengan, pero luego los visitantes se encuentran con las papeleras sin vaciar o los parques no tan bien como debieran, porque el Ayuntamiento no llega, no es lo más conveniente para su negocio», argumentó.

 

(Más información en edición impresa)