La Junta paga las facturas a los autónomos en 27 días

Javier D. Bazaga
-

Castilla-La Mancha se sitúa dentro de los plazos permitidos y por debajo de la media de las administraciones regionales, al reducir en el último año una semana el tiempo de pago

El Ayuntamiento de Ugena tarda 981 días en pagar las facturas de sus proveedores autónomos. - Foto: Víctor Ballesteros

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha «cumple» con los autónomos al abonar las facturas pendientes en un plazo medio de 27 días, lo que supone estar dentro de los márgenes permitidos por la administración situado en los 30 días.
Así se desprende del informe sobre la morosidad de las administraciones públicas elaborado por la Asociación de Trabajadores Autónomos de Castilla-La Mancha, ATA, sobre los periodos medios de pago comparando las medias de plazos que se tenían en junio de 2019 con los periodos medios de pago justo un año después, con la crisis sanitaria y económica provocada por la Covid-19 en el centro de este periodo.
Así, la administración regional satisface sus compromisos con el colectivo de trabajadores autónomos por debajo de la media de las administraciones regionales del país, que se sitúa en los 33 días, ya fuera de plazo, y también por debajo de la media de la administración central, que se sitúa en los 29 días. Y es así gracias a que en ese periodo ha conseguido reducir el plazo de pago en una semana, ya que en junio de 2019 se situaba en los 34 días. Por contra, las de Baleares y Cataluña son las administraciones que más tardan en abonar las facturas a sus autónomos con 48 y 46 días respectivamente.
José Luis Perea, secretario general de ATA en Castilla-La Mancha.José Luis Perea, secretario general de ATA en Castilla-La Mancha. - Foto: Ví­ctor Ballesteros«Es terrible en estos momentos, y con los años que llevamos reclamando tolerancia cero con la morosidad, que de media la administración autonómica y la local incumplan los periodos medios de pago a proveedores», denuncia José Luis Perea, secretario general de ATA en Castilla-La Mancha, ya que los autónomos, «que son los principales proveedores de la administración local, necesitan en estos momentos tan complicados liquidez».
Para Perea la morosidad «es el principal lastre de los negocios en cualquier momento, pero en crisis como ésta, es factor determinante para el cierre. Por eso entendimos que la JCCM hizo lo correcto al priorizar los pagos a los autónomos al inicio de la pandemia».
En cuanto a las diputaciones provinciales, según este informe es la de Cuenca la que presenta mejor dato con apenas 4 días de demora en el pago a autónomos de media, habiendo reducido la cifra desde los 7 días de junio de 2019. Le sigue la Diputación de Ciudad Real, con 8 días de media, Guadalajara con 10 días, y Toledo con 12 días de media que, al contrario que las otras cuatro diputaciones, es la única que ha incrementado el tiempo de demora de 6 a 12 días. En último lugar se sitúa la Diputación de Albacete, que pasa de 31 días a 29 lo que tarda en pagar a sus autónomos.
Diversidad local. En cuanto a los ayuntamientos, desde ATA destacan que son las administraciones locales las que peor pagan a sus proveedores autónomos, situando la media en los tres meses (99 días). «Muchos ayuntamientos se están financiando a costa de sus autónomos», asegura Perea tras analizar el informe en el que también se desgranan aquellos ayuntamientos que mejor y que peor ratio de morosidad presentan. Un apartado en el que destacan, lamentablemente, los municipios toledanos de Cazalegas y de Ugena, con 1.242 y 981 días de retraso respectivamente.
Si nos fijamos en las capitales de provincia, la ciudad de Guadalajara es la única que incumple la normativa al pagar a los autónomos en el plazo de 35 días de media. Desde la asociación de autónomos de la región destacan el caso de Albacete, que no sólo cumple en 2020 los periodos medios de pago al abonar sus facturas de media en 26 días, sino que además ha reducido en un año todo un mes ese periodo de espera. Cuenca por su parte ha pasado de pagar en 30 días a 23 en 2020, y Toledo, que también refleja una notable mejoría, al pasar de 28 días en junio de 2019 a 19 días en 2020. No obstante, las mayores felicitaciones van para Ciudad Real, que con sus 8 días de plazo no sólo es la capital de provincia de Castilla-La Mancha que antes paga, sino que está entre las 10 mejores de España.
Ya a modo de curiosidad, cabe reseñar otros casos de morosidad por diversas razones. Junto a Cazalegas y Ugena, también está Yepes, también en Toledo, que tarda en pagar a sus autónomos 792 días. Alcázar de San Juan ha conseguido reducir en un año el periodo medio de pago de los 368 a los 76, o Villarrobledo que, al contrario, ha experimentado un aumento al pasar de los 9 a los 269 días. La Villa de Don Fadrique, Layos, Torrico, Trillo, Alhóndiga o Ballesteros de Calatrava pagan en un día.