28 meses de cárcel por perseguir a su mujer con un machete

Pilar Muñoz
-

El agresor la golpeó repetidamente con el arma y llegó a ponerle una cuerda al cuello después de destrozar a machetazos muebles y enseres del dormitorio de la vivienda que compartían en Valdepeñas; se salvó porque una vecina oyó los gritos

28 meses de cárcel por perseguir a su mujer con un machete - Foto: Rueda Villaverde

La tarde de Año Nuevo discutió con su pareja y después la siguió hasta el dormitorio esgrimiendo un machete de 44 centímetros de hoja, comenzó a golpear los muebles y paredes e incluso se lo lanzó a la mujer, quien logró esquivarlo impactando el arma contra el armario. Instantes después, el hombre cogió una cuerda e "intentó colocarla" en el cuello de la mujer mientras le decía que la iba a ahorcar. La mujer cayó al suelo y fue entonces cuando le asestó varios golpes en los brazos con el mango del machete. Así lo considera probado la juez de Penal 2 de Ciudad Real, que ha condenado al acusado a dos años y cuatro meses de cárcel por un delito de violencia de género (10 meses) y un año y seis meses por amenazas graves. 

Según la sentencia a la que ha tenido acceso La Tribuna, la juez considera probado que el pasado 1 enero, sobre las ocho y media de la tarde, Isaac S. M. comenzó una discusión con su pareja sentimental Luz M. J. U. en el domicilio que compartían en una bloque de viviendas de Valdepeñas. La mujer al ver el estado de agresividad de su pareja corrió al dormitorio para tratar de refugiarse. Fue entonces cuando la siguió machete en mano, con ánimo de amedrentarla, y "de forma indiscriminada" comenzó a golpear los muebles y paredes del dormitorio e incluso llegó lanzarlo contra la mujer, que logró esquivarlo impactando el arma contra el armario.
Instantes después, según el relato de hechos probados recogidos en la sentencia, Isaac S. M. cogió una cuerda e "intentó colocarla en el cuello" de la mujer mientras le decía que la iba a ahorcar. En ese momento la víctima cayó al suelo y, el ahora condenado, con ánimo de menoscabar su integridad física, le asestó varios golpes en los brazos con el mango del machete. 
Una vecina al escuchar los gritos de la mujer acudió a la vivienda e intentó entrar  tirando la puerta abajo con ayuda de su hija. Poco después llegaron agentes de la Policía Nacional. 

En el juicio celebrado la semana pasada el encausado negó los cargos. Declaró que salió la tarde de fin de año y que al regresar a la casa sobre las diez y media de la noche su pareja se enfadó porque estaba borracho. Le intentó echar de casa y dejar la relación, pero no se fue. Al día siguiente empezaron a discuttir por la borrachera del día anterior y al intentar otra vez echarlo de casa se enfadó mucho y empezó a romper los muebles con un machete. Declaró que sólo amenazó con matarse él, nunca con matarla a ella. Dijo que sabía que su hermano se había suicidado colgándose, pero no pensó que lo que le dijo sobre matarse él le iba a causar desasosiego. Negó haber intentado ponerle una cuerda en el cuello. En cuanto al machete dijo que era de ella, que lo tenía encima de un armario y que sólo rompió muebles por despecho.
La víctima desmiente la versión del acusado. Asegura que la golpeó, le lanzó el cuchillo, que pudo esquivar y que se clavó en el armario. Según la víctima, la vecina le salvó la vida. La vecina ratificó la versión de la víctima. Cuando llegó la Policía, ella les acompañó al dormitorio donde sacaron el machete de debajo de unas cosas y también una cuerda de los bolsillo de Isaac. 
Además de la pena de cárcel, la juez ha impuesto al condenado medidas de alejamiento y comunicación respecto a la víctima y una multa  de4.400 euros en concepto de responsabilidad civil.

La víctima sufrió lesiones, quedándole una secuela con perjuicio estético ligero. 
Los daños materiales causados por el procesado han sido valorados por un perito en 1.513 euros.