Más de 200 encajeras se reúnen en la Casa de la Cultura

A.M
-
Una de las encajeras participantes. - Foto: Rubén Serrallé

El alcalde de Albacete, Manuel Serrano, ha destacado que el encaje de bolillos es una seña de identidad y "una de las labores de mayor arraigo y tradición en el acervo artesanal"

Cerca de 200 personas de las distintas asociaciones, tanto de Albacete como de localidades como Chinchilla, Munera, Yeste o Quintanar de la Orden, han participado en el III Encuentro de Bolillos organizado por el Aula de Artesanía de la Universidad Popular, en la Casa de la Cultura José Saramago.

El alcalde de Albacete, Manuel Serrano, no ha querido faltar y acompañado por el concejal del equipo de Gobierno, Julián Garijo, ha asistido a esta tradicional cita en la que ha destacado que "el encaje de bolillos es una seña de identidad y una de las labores de mayor arraigo y tradición en el acervo artesanal".

Lo introdujeron en España los alemanes afincados en Lagartera. Era el siglo XVI y desde entonces el encaje de bolillos se ha expandido a todo el mundo y se ha utilizado como puntillas en ajuares y todo tipo de prendas textiles para el hogar. Pero lejos de quedarse como una manualidad anticuada y obsoleta, el bolillo ha sabido adaptarse a las nuevas demandas y se ha sumado a la innovación y a la creatividad, utilizando para ello otro tipo de objetos de decoración y moda, cuyas principales aplicaciones están realizadas a partir de hilos, bolillos y alfileres.