El Viña Rock se despidió con un nuevo éxito

REDACCIÓN
-
El público vibró en los conciertos. - Foto: Rubén Serrallé

El multitudinario evento, que congregó a unas 240.000 personas, celebrará en 2020 su cuarto de siglo

A ritmo de rock y en un ambiente festivo, el Viña Rock 2019 decía esta madrugada adiós a sus fans tras una jornada que volvió a celebrarse en siete escenarios.
Con actuaciones como las de La Fuga, Ska-P o La Excepción y Los Chikos del Maíz, la XXIV Edición del Viña Rock ponía ayer el broche de oro en Villarrobledo. La organización estima que habrán pasado por este festival unas 240.000 personas, la mayoría fieles a esta cita festivalera, otros caídos casi por sorpresa, como los hermanos Diego y Lola, ella de 75 años, «mira que le he dicho a mi hermano que vendiera mi entrada y con ese dinero se comprara unas botas, pero se han empeñado y aquí estoy, viendo a los Sons of Aguirre, que sí, me han gustado», contaba esta mujer, quizás las más veterana de todo el festival. 
Los organizadores empezarán pronto a programar la cita de 2020 en la que, además, el festival alcanzará su cuarto de siglo.
Este año, han pasado por los siete escenarios habilitados en el Viña Rock un total de 110 artistas, entre ellos la banda navarra de rock Berri Txarrak, que daba aquí uno de sus últimos conciertos puesto que ya anunció su adiós para este 2019, tras más de dos décadas sobre los escenarios.
Tremenda Jauría, Sociedad Alkoholica, Lasai o IRA también formaron parte del cartel del Viña Rock 2019, que contó con la presencia de la albacetense María Rozalén, que actuó el jueves.
Alrededor de un millar de personas, entre agentes de la Guardia Civil y seguridad privada, han trabajado en esta cita en la que, al menos hasta el cierre de esta edición, no se habían producido incidentes de importancia.
Además, cabe señalar que el impacto económico de este festival se estima en más de 20 millones de euros.