Pepe el Trompeta sigue con su cruzada por el legado Larios

JOSECHU GUILLAMÓN
-
José Collado, durante una visita a La Dehesa de Los Llanos. - Foto: ARTURO PÉREZ

José Collado, el presunto heredero, quiere que cotejen el ADN de su supuesta abuela con los del marqués, José Antonio Larios

El trompetista malagueño José Collado continúa su lucha para demostrar que es el legítimo heredero de la dinastía Larios y ahora quiere que se exhumen los huesos de la madre del noble para demostrar que los restos a los que se les practicaron las pruebas de ADN no se corresponden con los de José Antonio Larios y Franco, IV marqués de Larios y de Guadiaro, de quien él asegura ser hijo. Collado es conocido en Málaga como Pepe el Trompeta. Su madre trabajaba como cocinera del marqués de Larios, y fue quien le confesó que el noble era su padre. Ahora insiste en que los restos exhumados en 2010 no pertenecían a José Antonio Larios Franco, porque los verdaderos restos habían sido trasladados años antes al convento de San Juan de Dios de Málaga con el fin de evitar que algún día el músico se hiciera con el título nobiliario y la herencia. "Los huesos son de unas fosas comunes de Tomelloso y los metieron en la cripta de mi padre".