Viajes El Corte Inglés hará el stand de Fitur para la Junta

Luis J. Gómez
-

El Gobierno regional pagará 578.511 euros (100.000 irán a impuestos), pero se ahorra 60.000 de lo que tenía previsto. Ofrece retransmisión de todo lo que ocurra en la feria por streaming

Viajes El Corte Inglés hará el stand de Fitur para la Junta

En poco más de un mes la Junta estará presentado sus nuevas rutas en Fitur, los ayuntamientos llevarán grupos de jotas y seguidillas y en los mostradores se repartirán trípticos y merchandising. La próxima edición de la Feria Internacional de Turismo de Madrid se celebrará en los pabellones de Ifema del 22 al 26 de enero. Y Castilla-La Mancha ya ha adjudicado la construcción del stand y la contratación de los servicios complementarios. Lo hará Viajes El Corte Inglés, que se ha hecho con esta licitación por ser la oferta con mejor relación calidad-precio, según aparece en el perfil del contratante de la Junta.
Para 2020 la Junta sacó una licitación partiendo de un presupuesto previsto de 643.720 euros. Pero al final algo se va ahorrar, pues lo ha adjudicado por  578.511 euros, de los que casi 100.000 se van a pagar impuestos. Viajes El Corte Inglés también sumó puntos al ofrecer la retransmisión por streaming para seguir lo que ocurra en el stand esos días por Internet.
El stand de Fitur tendrá 1.300 metros cuadrados, la misma superficie que en 2019, aunque gana 75 metros cuadrados más con una terraza a la que se accederá por una escalera y donde ubicarán las cabinas de radio, el plató de CMMedia y el área de trabajo para prensa. Pero además el contrato incluye la construcción e instalación de stands más pequeños (en torno a 100 metros cuadrados) para otras ferias a las que la Junta quiere ir a promocionar la región. 
fitur y cinco ferias más. En la lista está B-Travel en Barcelona en marzo, la BTL en Lisboa, también en ese mes, Expovacaciones en abril en Bilbao, Intur en Valladolid y Tierra Adentro en Jaén. Y no solo se trata de construir, transportar y montar el stand. También en el precio se incluyen servicios complementarios de mantenimiento, limpieza, apoyo técnico y logístico. 
Lo que no tendrán que hacer es el diseño del stand, pues viene dado tanto en su formato grande para Fitur como en su formato reducido para las otras ferias. Para Madrid se reaprovecha una estética muy parecida a la que utilizó en la pasada edición. Vuelve a recrear monumentos y paisajes emblemáticos de la región con unos espacios que buscan la foto y llamar la atención del profesional y visitante que va por el pasillo. De hecho, hay algunos monumentos que se mantienen tan cual se hicieron para 2019.
Por Guadalajara se repetirá la recreación del hayedo de Tejera Negra con una casa de pizarra, típica de la arquitectura negra. En Cuenca seguirá en pie la puerta del castillo de Belmonte. En Albacete volverán las torres de la plaza de Alcaraz y en Ciudad Real  se mantienen los soportales de Almagro y un molino de viento. Por reaprovechar, se reaprovecha el diseño de una casa cueva de Alcaraz que en esta edición tendrá que representar una mina de Almadén, con una vagoneta incluida.
Pero también hay novedades. En la parte de Toledo volverá a haber una arquería de una sinagoga, pero la de 2019 fue la del Tránsito y la de 2020 será la de Santa María la Blanca. En Cuenca se recreará uno de sus monumentos más reconocibles: las casas colgadas, que además estarán casi en el centro del stand y que tienen una terraza con un telescopio. También promete ser muy visual la entrada al recinto ferial de Albacete, la conocida como Puerta de Hierros, con las guirnaldas de bombillas que luce para la Feria.
En un stand de Fitur hay muchas cosas de ‘pega’. Junto a grandes fotografías de espacios naturales se pone césped artificial y del techo colgarán nubes  hinchables y retroiluminadas. Pero también hay cosas auténticas. Una de las paredes se tiene que reforzar porque va a llevar un panel de cerámica de Talavera. También habrá una jardinera con plantas aromáticas autóctonas.
La distribución del stand mantiene los espacios tradicionales de cada edición. Habrá un mostrador principal en el esquinazo, escenario para presentaciones con un videowall, un espacio para cada provincia, un mini-stand para las tres ciudades que tienen el reclamo de Patrimonio de la Humanidad:Toledo, Cuenca y Almadén y otro específico para el parque temático Puy du Fou. Habrá hueco propio para las rutas del vino, al igual que para el área empresarial y para la artesanía, con una tarima elevada para demostraciones en vivo y vitrinas para exposición. En la parte dedicada a la gastronomía habrá un área de showcooking y una zona de catas y demostraciones.

 

¿Cómo somos? campechanos y con un humor ‘singular’

A veces el espejo está en la página 3 de un pliego de condiciones. «¿Cómo son los castellano-manchegos y las castellano-manchegas? Son gente cercana, natural, abierta, franca, amable y campechana». Se trata de una de las claves que da la Junta para una campaña publicitaria turística, así que no es que la Dirección General de Turismo haya hecho un estudio sobre la personalidad de los dos millones de habitantes de la región, sino que se trata más bien de dar unas pinceladas de cómo la Junta cree que nos ven  los visitantes o cómo quiere que nos vean. 
No es la única pista que da. También se remite a «grandes genios de las disciplinas artísticas» que hay en la tierra y que presumen de castellano-manchegos, mencionando a Almodóvar y Antonio López. De una forma más genérica apunta que hay además importantes personalidades del deporte, la literatura, la comunicación y la música y añade que los castellano-manchegos «son personas de un humor singular, el humor ‘manchego’ (José Mota y Los Chanantes)».
No son los únicos mimbres que da la Junta para hacer esta campaña publicitaria. En el ámbito de paisajes, habla de «absoluta diversidad y contrastes desde las llanuras de horizontes infinitos de La Mancha hasta los bosques frondosos de sus parques naturales». Menciona, por ejemplo, las Lagunas de Cañada del Hoyo que el año pasado se volvieron virales porque una se tornó rosa temporalmente. 
En patrimonio artístico, reluce a Toledo, Cuenca, Almadén, los pueblos que están en la red de «más bonitos de España», los parques arqueológicos y también alude a «joyas de arte contemporáneo y de vanguardia poco conocidas aún», remitiéndose a las pinturas murales de Alarcón y la Colección Polo de Toledo. También se habla de gastronomía, de fiestas y se quiere promocionar una tierra que permite huir de destinos «masificados».
La campaña se licita por 110.000 euros y se hará en distintos formatos:spot de televisión, cuñas de radio, Internet, publicidad exterior y para medios escritos.