scorecardresearch

Serrano cortó una oreja a cada uno de sus enemigos en Bargas

Redacción
-

El albacetense compartió cartel con Manuel Escribano y Ángel Téllez

Fotografía de archivo de Sergio Serrano. - Foto: Arturo Pérez

La localidad toledana de Bargas, con la plaza casi llena, respetando las restricciones de aforo, acogió ayer una corrida, con astados de la ganadería de Conde de Mayalde y una terna de triunfadores, con  Manuel Escribano, el albacetense Sergio Serrano, recientemente galardonado en la Feria Taurina de Albacete, y Ángel Téllez.

En el segundo de la tarde, que correspondió a Sergio Serrano, un  astado bien presentado y con cuajo, comenzó el diestro con una serie de derechazos de rodillas que calentó al tendido.  El toro tuvo movimiento, aunque durante su faena tuvo Sergio Serrano que  exponer bastante para tirar de la embestida, por lo que dio tiempo al toro entre muletazos, destacando al natural. Dejó media estocada en buen sitio y paseó una oreja.

En su segundo, el quinto de la tarde, muy abierto, fue recibido con una gran ovación. Fue éste un toro algo manso, que tuvo un movimiento en arreones y una embestida también descompuesta.  Sergio Serrano estuvo muy firme y salvó la áspera respuesta del astado. No se arredró el diestro, que solventó las dificultades y pudo con el toro a base de colocación y de ir pisando en cercanías, hasta que el toro buscó  las tablas. Dejó una buena estocada para rubricar su actuación y paseó una oreja.

Por su parte, Manuel Escribano cortó una oreja tras aviso al que abrió plaza y en el cuarto, el mal uso del acero le impidió conseguir trofeos, aunque fue ovacionado.

Ángel Téllez cortó las dos orejas de su primero y fue ovacionado en el que cerró plaza.