López-Espejo plantea un ERE temporal al 80% de la plantilla

E.R.J.
-

El empresario, que gestiona la marca Renault en la capital, acumula varias denuncias por estafa

Fachada exterior de la empresa que está en proceso de regulación. / j.m.e. - Foto: José Miguel Esparcia

La empresa Automóviles López-Espejo, que gestiona la marca Renault en Albacete, ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo temporal, que afecta a 14 trabajadores, y que ha entrado en vigor esta semana. Mientras tanto, en la empresa permanecen cuatro trabajadores a los que este mismo viernes les fue saldada la deuda de varios meses de nóminas impagadas. «El ERE afecta al 80% de la plantilla de Albacete», confirmó ayer el propio empresario, José Eduardo López-Espejo, a este diario, que indicó que «estamos en un proceso de transformación de la empresa» y, en él, se ha planteado este ERE «para que todos los trabajadores puedan cobrar». En este caso, sería el Fogasa quien atendería los impagos, que se acumulan desde «el mes de marzo».
A los impagos, una tónica intermitente en los últimos años, se ha unido el malestar de muchos clientes perjudicados por la deuda acumulada por este empresario y que le ha llevado a buscar, como solución, la venta de la empresa. «Las negociaciones comenzaron en diciembre y tenemos un acuerdo de venta cerrado desde marzo», afirmó López-Espejo. Un acuerdo que no termina de hacerse efectivo.
Candelaria Martínez Gómez es una de las afectadas. Ella y su marido, Manuel Sánchez, decidieron comprar un coche en este concesionario. «El 3 de septiembre de 2018 fuimos, firmamos el contrato y dimos una entrada de 300 euros» y esperaron. El 17 de enero les avisaron de que ya lo habían recibido y, al día siguiente, «hicimos la transferencia de la totalidad del dinero, para lo que pedimos un préstamo personal».
Desde esa fecha, el vehículo está en el concesionario, «no lo matriculan, y no nos lo dan», cuando en el contrato que firmaron viene recogido que el coche se tendría que haber entregado, como tarde, a los 45 días de haberse recibido en el concesionario, «con lo que hay un incumplimiento de contrato y se nos cogió el dinero a sabiendas de que no nos podían entregar el vehículo», relató Candelaria Martínez.
La situación ha hecho que estos clientes se sientan víctimas y a presentar, la pasada semana, una denuncia ante la Policía Nacional «por estafa» y, cuando lo hicieron, «hay otros 46 casos, que sepamos», también con situaciones parecidas.

(Más información en edición impresa)