scorecardresearch

El aumento de precios mantiene rentabilidad de la almendra

A.G.
-

La producción de los almendros albacetenses cayó sobre un 40% con respecto a la de 2020, mientras que los precios de las variedades subieron entre un 9% y un 30% en un año

Imagen de archivo de una plantación de almendros. - Foto: Rueda Villaverde

Tras comenzar una pronunciada subida desde que se acercase el comienzo de la campaña, los precios de las distintas variedades de almendra parecen seguir ligeramente al alza en los mercados de referencia. Así ocurre también en la Lonja de Albacete, provincia que ha sido una donde más creció este cultivo durante la última década, hasta el punto de crear una mesa específica de precios en 2016.

La caída de la cosecha, en un año donde el fruto ha sufrido las consecuencias de varios fenómenos meteorológicos adversos (principalmente las heladas), ha sido la principal característica de la recolección. A falta de concluir la recogida en las zonas más tardías, las cifras de la campaña parecen confirmar, las previsiones iniciales, que cifraban ese descenso entre el 35% y el 45% con respecto a la de 2020 en los almendros albacetenses. Con ello, la producción albacetense sería de entre 22.000 y 23.000 toneladas (con cáscara), similar a la de 2019, otro año con influencia negativa de la meteorología.

La caída de la producción se ve compensada con un aumento del precio que, según cada variedad, se sitúa entre el 9% y el 30% con respecto a la última cotización de septiembre de 2020. Así, el precio por kilo en pepita en la sesión de ayer de la Lonja de Albacete va desde los 4,10 euros de la variedad comuna a los 8,85 de la almendra ecológica, prácticamente la única que no ha sufrido los vaivenes del mercado y no ha frenado su ascenso desde que abriese la lonja albacetense.

Tomando como referencia esos precios de final de cosecha en cada año, también la almendra marcona está muy por encima de las cotizaciones de hace cinco años, mientras que la largueta alcanza el mismo nivel y la guara y comuna (las más habituales) están aún algo por debajo del valor que tenían en aquellos primeros meses de la lonja local.

Con todo ello, «el almendro sigue siendo un cultivo bastante rentable» para los agricultores manchegos, según aseguraba Jorge Navarro, secretario provincial de Asaja Albacete y presidente de la Lonja Agropecuaria para la Mancha, quien recordaba que los descensos puntuales de producción local o el aumento de la superficie plantada no son aún los factores esenciales en la determinación del precio de este fruto, "ya que en la comercialización sigue mandando Estados Unidos" y la previsión de bajos rendimientos en California ha sido una influencia determinante en los mercados.

 

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es)