Los empresarios de la región empatizan con los catalanes

L.G.E.
-

En la entrega de premios de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha, su presidente Ángel Nicolás avisa de que «hemos visto seis días de violencia, pero no hemos visto los otros 300 y pico que abren con miedo»

El presidente de Cecam destacó que los premiados dan testimonio del esfuerzo y de perseverar. - Foto: David Pérez

En la misma semana en la que salió la sentencia del procés,  un grupo importante de empresarios reunidos en un acto de la patronal catalana pidió a coro libertad para los presos. Esta tarde, en el acto de entrega de los premios de la patronal castellano-manchega, su presidente Ángel Nicolás, sacó un trozo de bandera de España. Lo había guardado de la cinta de inauguración que había cortado esa mañana en la Feria de Comercio de Exterior en Talavera. Dijo que se la guardó porque la ve como un símbolo. «Esto es algo que nos debería unir a todos y no separarnos», expresó en su intervención.
Nicolás usó su turno de palabra para pedir un aplauso para apoyar a los empresarios catalanes, pues dice que «la inmensa mayoría»no están de acuerdo con las posiciones separatistas. «Es un auténtico drama lo que viven allí», expuso, «hemos visto seis días de violencia, pero no hemos visto los otros trescientos y picos del año, en los que uno abre con miedo su negocio porque no sabe qué va a pasar o si va a ser sancionado por no rotular su tienda en catalán». Los empresarios castellano-manchegos asistentes al acto en el Teatro de Rojas mostraron su apoyo con esos aplausos y también con los que pidió para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
El presidente de Cepyme en España, Gerardo Cuerva,  también coincidió en que hay que empatizar con esos empresarios y con la sociedad catalana en general:«Hay que solidarizarse con una parte de España que está en un conflicto terrible, me atrevería a decir que una autodestrucción».
Nicolás muestra el trozo de cinta con la bandera de España que se ha guardado de una inauguración.Nicolás muestra el trozo de cinta con la bandera de España que se ha guardado de una inauguración. - Foto: David PérezPor si fuera poco a Cataluña se suma la inestabilidad en la política nacional, el Brexit, la guerra de aranceles y una serie de indicadores económicos que van a menos. Nicolás se queja de que cuando se señala lo que va mal en economía se les llama catastrofistas, algo que no se dice de quien señala lo que va mal en el Cambio Climático. «Nuestro mensaje no es de catastrofismo, es de realidad», declaró. Cree que después de la anterior crisis, están mejor preparados por si viniera otra.