Los asuntos de cláusulas abusivas bajaron un 18,6% en 2019

Josechu Guillamón
-

El juzgado con competencia exclusiva en la materia inicia noviembre con un único juez, tras la retirada de los refuerzos

Los asuntos de cláusulas abusivas bajaron un 18,6% en 2019 - Foto: V­íctor Fernández Molina

Durante los primeros nueve meses del año, el Juzgado de Primera Instancia número 4 de la capital, único de la provincia especializado en cláusulas abusivas en contratos hipotecarios con consumidores, recibió 848 asuntos, lo que supone una reducción del 18,6% con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando el órgano ingresó 1.042 casos de esta materia.
Se trata de un cambio de tendencia, con respecto a lo que venía sucediendo desde la puesta en marcha del juzgado especializado, hace ahora dos años, ya que siempre los asuntos habían ido en aumento. Dicho cambio se debe, según el juez decano, Pedro Benito López, titular del órgano especializado, a dos razones principalmente. «Creo que se debe a la jurisprudencia del Supremo aclarando la materia de a que parte le corresponde el pago de los gastos hipotecarios. Por otra parte, también se han resuelto muchos casos en materia de cláusulas suelo, que es con lo que empezó la avalancha de asuntos».
En este sentido, hay que comentar que al principio lo que llegaba al juzgado eran principalmente asuntos de cláusulas suelo y ahora la mayor parte de los casos son de cláusulas de gastos. 
En materia de gastos, el Supremo fijó la jurisprudencia el 23 de enero de 2019, estableciendo que los bancos deben pagar la mitad de los gastos de notaría, la mitad de los gastos de gestoría y el 100% de los gastos del Registro de la Propiedad.
El futuro. A pesar del descenso en el número de casos que se ha producido, el titular del juzgado especializado no descarta que puedan recibir una nueva avalancha de asuntos, ya que están pendientes de que se pronuncie el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. «Ahora estamos pendientes de lo que resuelva el Tribunal de la Unión Europea sobre los acuerdos novatorios relativos a cláusulas suelo; es decir, acuerdos en los que la gente firmó un documento privado eliminando las cláusulas suelo, a cambio de no reclamar las cantidades abonados hasta ese momento».
Además éste Tribunal también tiene que resolver sobre la validez o no del índice IRPH, que es el tipo de interés de referencia que se utilizaba antes del Euribor. Por el momento, el Tribunal Supremo español da validez a ese índice.
En cuanto al otro tema, hasta ahora el Supremo está dando validez a los acuerdos en materia de cláusulas suelo, acuerdos suscritos entre las partes con posterioridad, siempre que se entienda que existió transparencia y que se considere que los acuerdos fueron firmados libre y voluntariamente por los clientes. 
Pero todo podría cambiar si el Tribunal de la UE no está de acuerdo con el criterio del Supremo. «Si se mantuviera el criterio del Supremo, los niveles de entrada de asuntos se mantendrían, pero si no fuese así podríamos tener una nueva avalancha».

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA