La Plataforma cívica por un hospital digno recaba apoyos

Redacción
-

Los miembros de este movimiento han informado que un informe desvela que el edificio del CAS era inabitable desde 2012, al tiempo que califican de una "vergüenza que hasta noviembre de 2020 no se vayan a iniciar las obras de reforma del hospital

Un ciudadano suscribe con su firma las reivindicaciones de la Plataforma. - Foto: T.R.

Los miembros de la Plataforma cívica en Defensa de un Hospital Digno para Albacete han salido a la calle por primera vez, con la instalación de varias mesas informativas en la calle Mayor y en la plaza del Altozano, y hoy lo harán en la plaza de Gabriel Lodares y en el Corte Inglés de la Avenida de España, para informar a la ciudadanía de sus reivindicaciones y recoger firmas de apoyo.

De nuevo los días 13 y 14 de diciembre saldrán a la calle para recabar nuevos apoyos en favor de estas reivindicaciones.

El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Albacete, Fernando Gómez Bermejo, insistió en que su postura pasa por pedir un hospital nuevo para la ciudad “no la chapuza que quieren hacer que es remodelar un hospital antiguo que se está cayendo”.

Tanto Gómez Bermejo, como el portavoz de la Plataforma, Blas González, insisten en que “es una vergüenza” que ahora desde el Gobierno regional se diga que las obras de reforma del Hospital General de Albacete no empezarán hasta noviembre de 2020, “después de haber derribado un trozo del CAS y no poder utilizar un edificio que hace tanta falta porque en el centro hospitalario estamos hacinados”.

Además, los miembros de la Plataforma han conocido ahora la existencia de un informe de Amparo Carrión, una antigua directora de gestión del CHUA, que desde 2012 no se podía habitar el CAS “porque se podía caer”, con lo cual “nos hemos jugado la vida siete años todos los que hemos trabajado en ese edificio”.

Desde la Plataforma aseguran que la ciudadanía “está mostrando bastante cariño y suscribiendo con su firma nuestras reivindicaciones, porque quieren un hospital que responda a las necesidades”.

Cuando concluya la recogida de firmas, desde la Plataforma ya se comprometieron con el alcalde, Vicente Casañ, y el vicealcalde, Emilio Sáez, en hacérselas llegar para que a su vez lo trasladen al Gobierno de Castilla-La Mancha.

Tampoco descartan tomar otras medidas de presión desde este colectivo, “con el objetivo de ponerle voz a los enfermos”.