El Tolmo abrirá sus puertas durante varias noches del verano

G.G.
-
El Tolmo abrirá sus puertas durante varias noches del verano

El Parque Arqueológico prepara una serie de actividades nocturnas, de carácter lúdico y recreativo para las noches del verano, con el fin de complementar el funcionamiento diario

Con el fin de promocionar el enclave arqueológico y bajo la denominación Midnaiteda, se programaron diversas actividades nocturnas, de carácter lúdico y recreativo, que se llevarán a cabo para complementar el funcionamiento diario, que ya supera las previsiones realizadas inicialmente por la Junta de Comunidades para todo el año en cuanto a la asistencia al parque. El nombre de Midnaiteda, con el que se titulan las actividades, surge de «un juego de palabras que hace alusión a la localización del Parque y a la excepcionalidad del horario», según explica su director, Pablo Cánovas. Bajo esa denominación se han previsto, inicialmente, tres actividades nocturnas, que se iniciarán el viernes 28 de junio «con un taller sobre astronomía y una observación astronómica en el propio yacimiento, organizado por la Asociación Astronómica Alba-5 y el propio Parque». La actividad se iniciará a las nueve de la noche, con una charla impartida en el Centro de Interpretación, en donde se darán «algunas nociones básicas de astronomía, arqueoastronomía, y mecánica celeste». A tal fin se utilizarán, entre otros instrumentos, un simulador para acelerar o hacer retroceder el tiempo, «y poder ver de qué forma cambian las posiciones de los astros con respecto a nuestro horizonte, que se ha utilizado antiguamente para cosas tan diversas como la navegación o la agricultura». El director del Parque Arqueológico, Pablo Cánovas, que compareció acompañado por el alcalde de Hellín, Ramón García, afirmó que «ya se han superado las previsiones de visitas de todo el año, ya que inicialmente se estimó que podrían asistir unas 3.300 personas durante todo el año y, desde el mes de marzo que se reabrió la instalación, ya nos han visitado 3.900 personas». Para Ramón García, «estos datos demuestran que no nos equivocábamos cuando afirmábamos que  la apertura y puesta en funcionamiento del Tolmo iba a tener gran aceptación, con un buen número de visitas y repercusión en el comercio y la hostelería local».